Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel entra en la ‘ciberguerra’ de Eurovisión con propaganda de apariencia equívoca en Google

El Gobierno israelí ha denunciado una campaña en Twitter para boicotear el festival en Tel Aviv

Cartel publicitario de Eurovisión en la costa de Tel Aviv.
Cartel publicitario de Eurovisión en la costa de Tel Aviv. AFP

A cualquiera que ahora escriba en Google la palabra boicot, en inglés, además de Eurovisión, el buscador le dirige como primera opción al sitio boycotteurovision.net. Se trata de un anuncio que, en contra de lo que literalmente indica, ofrece propaganda turística y cultural de Israel. Para contrarrestar la campaña propalestina de Desinversión, Boicot y Sanciones (BDS), que propugna imponer al Estado judío medidas internacionales de aislamiento como las que se aplicaron a la Sudáfrica del apartheid, la página invita a conocer la “verdadera historia del BDS: Bello, Diverso, Sensacional Israel”.

Cuando queda una semana para la celebración en Tel Aviv de la final del festival de Eurovisión —un espectáculo seguido por cerca de 200 millones de telespectadores de medio centenar de países—, una ciberguerra larvada se libra en Internet en torno al popular concurso de la canción.

El sitio boyccotteurovision.net ofrece imágenes promocionales de la cadena estatal de televisión KAN, organizadora del evento, con la aparición de algunos de los concursantes, así como vídeos turísticos oficiales, entre los que destaca una grabación que loa la libre expresión de la diversidad sexual de Tel Aviv en torno al célebre desfile del orgullo LGTBIQ, que moviliza cada año a decenas de miles de personas por sus calles. El Ministerio de Asuntos Estratégicos y Diplomacia Pública, que coordina la política del Gobierno dirigido por Benjamín Netanyahu contra el movimiento BDS, ha reconocido a Reuters haber encargado la publicidad en Google “para promocionar los aspectos positivos” de Israel.

Los responsables de la campaña BDS, por su parte, sostienen en su página web que la iniciativa en favor del boicot está secundada por “organizaciones culturales y artistas palestinos que llaman a ejercer una presión no violenta a Israel hasta que cumpla con sus obligaciones con respecto al derecho internacional”, en referencia a la ocupación de territorios palestinos desde 1967. “Israel utiliza Eurovisión para blanquear sus enormes crímenes contra el pueblo palestino”, enfatizan.

El ministro de Asuntos Estratégicos, Gilad Erdan, ha denunciado que los activistas del BDS están utilizando 232 cuentas falsas en Twitter, entre las que se incluyen 166 bots (software que actúa en la web sin interacción humana) para multiplicar el llamamiento al boicot. Erdan destaca que los supervisores de la red social han bloqueado al menos 57 de las identidades investigadas. El digital Times of Israel precisa, no obstante, que los portavoces de Twitter circunscribieron la suspensión de cuentas a “una pequeña trama”.

“Intentan dar la impresión de que disponen de un significativo apoyo entre el público para influir sobre las cadenas europeas que participan en Eurovisión e impulsarlas a boicotear el certamen”, declaró Erdan a The Jerusalem Post. “Los antisemitas activistas del BDS persiguen atacar a Israel mediante cualquier ardid”, apostilló el ministro, “incluso ante un evento que busca unir a pueblos y culturas”.

Israel baraja aplicar una restrictiva legislación aprobada en 2017 para impedir la entrada al país a aquellas personas que acudan con la intención de perturbar la celebración del festival en Tel Aviv. “Estaremos muy vigilantes para evitar que nadie venga aquí a causar problemas”, dijo al diario The Guardian el portavoz del Ministerio de Exteriores, Emmanuel Nahshon.

 Cuando anunció la selección de Tel Aviv como sede del festival, el presidente del comité directivo del concurso de la canción, Frank-Dieter Freiling, previno a Israel desde Ginebra, sede de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), de que debía facilitar al máximo la asistencia de visitantes a los actos de Eurovisión. “Hemos recibido garantías del Gobierno israelí en lo que atañe a seguridad y el acceso”, constató el directivo de la UER en septiembre.

La pista de los ‘bots’

 El titular de Asuntos Estratégicos y Diplomacia Pública denuncia ahora la existencia de cuentas falsas en Twitter cuya pista lleva, según las pesquisas de su departamento, hacia países europeos como España, Francia, Italia y Reino Unido, así como hacia Egipto e Indonesia.

Para el movimiento BDS, la decisión del Gobierno de Israel de dar la máxima visibilidad a sus tesis en Google es un acto de “propaganda pura y dura”, según declaró a Reuters Alia Malak, miembro de la Campaña Palestina de Boicot Académico y Cultural a Israel.

Ningún cantante ni ninguna de las 42 cadenas de televisión presentes en Tel Aviv ha cancelado a día de hoy su participación en el festival de Eurovisión. Ni siquiera tras la escalada bélica del pasado fin de semana en la franja de Gaza, en la que Hamás y otros grupos armados palestinos dispararon cerca de 700 cohetes en dirección a Israel.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >