Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dentro de la llama

Pilar Martín Gila fabula un sueño sobre qué hubiera pasado si la cerillera no hubiera muerto de frío

Portada de 'La cerillera'.
Portada de 'La cerillera'.

Con este fascinante y estremecedor libro, Pilar Martín Gila (Aragoneses, Segovia, 1962) cierra una trilogía que, sostenida por historias ya contadas con las que levanta un relato poético de radical singularidad, estaría integrada por: Ordet (Amargord, 2012), donde parte de la película de Dreyer para exponer nuestra precariedad cuando intentamos conjugar razón y fe; el Otro año del mundo (La Palma, 2014), a partir de la balada El rey de los elfos de Goethe, para advertirnos de la amenaza del dolor y la muerte, y cómo nos enfrentan a la violencia y al odio; y por La cerillera, donde el cuento homónimo de Hans Christian Andersen es el que sustenta la poderosa hipótesis que el libro plantea: qué habría ocurrido “Si no hubiera muerto de frío la cerillera…”.

La elección de la historia no es banal, específicamente por su radical metamorfosis poética y la fuerza con que su perturbadora lectura nos obliga a tomar partido: “Cómo podremos sobrevivir a esta esperanza / cuando se mitigue”, y “Cómo sobrevivir al sentimiento / si no fuese posible una acción violenta”. Esto explica la inserción de fragmentos de las cartas de Gudrun Ensslin (terrorista de la Fracción del Ejército Rojo alemán), porque el corazón del conflicto se sitúa entre la grieta interior de “la determinación del odio” y la injusticia, y su expresión exterior, “ahí / donde prende la razón violenta” como elemento transformador.

Las tres partes de este poema son como “La llama, la visión, el sueño”, y sus versos “Una mano entre dos paredes”. Solo en la “forma” del sueño, en ese espacio simbólico donde es posible la esperanza, es válido actuar sobre la percepción para construir otra realidad, encender una última cerilla para que, “Dentro de la llama”, quede “Preservada la idea del odio. Su consuelo. El pensamiento”. Esta redentora fábula oratoria, este irredento responso civil enhebrado por un lenguaje de cercana plasticidad, donde buscan su camino el sueño y la verdad, el espíritu y la conciencia, es un ejercicio de “decreación”, buscar una salida frente a la imposibilidad: “Rota la palabra”, esta permanece, “Murmura del mismo modo que arde”. Aunque fuera siempre nieve.

La cerillera. Pilar Martín Gila. Prólogo de Concha García. Bala Perdida, 2019. 82 páginas. 13 euros.