Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La masacre que marcó la historia

En ‘La masacre de Curuguaty’, el cronista Julio Benegas Vidallet hila las vidas de once campesinos y seis policías que fueron asesinados en 2012

Portada de 'La masacre de Curuguaty'.
Portada de 'La masacre de Curuguaty'.

Una de las consignas más recurrentes que se lee en los muros de la capital paraguaya en el último lustro es: ¿Qué pasó en Curuguaty? Una frase en boca de todos que también se ve en camisetas, pegatinas, prensa y documentales y que remite a la historia más importante que ha vivido el país sudamericano en los últimos 30 años. Solo un libro, publicado en 2013, presentado en 17 ciudades y que tendrá su cuarta edición el próximo diciembre, responde a esta pregunta misteriosa.

En La masacre de Curuguaty. Golpe sicario en Paraguay, el cronista Julio Benegas Vidallet hila las vidas de once campesinos y seis policías que fueron asesinados en 2012 con la trama oculta del derrocamiento, una semana después, del único gobierno alternativo al Partido Colorado que ha habido en Paraguay en casi 60 años, el del exobispo Fernando Lugo.

La versión oficial de la masacre ocurrida cerca del pueblito rural de Curuguaty era que unos malvados campesinos habían emboscado a policías desarmados. Las investigaciones posteriores demostraron que fue justo al revés. Y que 30 civiles, hombres, mujeres y niños fueron arrasados por un preparado batallón de 300 policías que disparó contra ellos.

El país que sufrió la dictadura militar más larga de América del Sur arrastra aún consecuencias en su estabilidad democrática y en su economía, volcada a la exportación de materia prima: ganado y granos. Negocios para los que se necesita poca industria, poca mano de obra pero mucha, mucha tierra. Hoy, un 3% de la población concentra el 85% de la superficie agropecuaria y por eso más de un millón de personas que vivían de su terruño han abandonado el campo camino a la ciudad en la última década.

Frente al avance del extractivismo, Benegas muestra la verdadera y original cultura del campo paraguayo, la del pueblo que habla en guaraní y que solo escucha el español de boca de un patrón de la capital. A través de la documentación exhaustiva de los hechos anteriores y posteriores a la masacre y de la narración de la vida de sus protagonistas pone luz sobre el poder en la sombra que mata, roba y hasta cambia gobiernos.

La masacre de Curuguaty. Golpe sicario en Paraguay. Julio Benegas Vidallet.