Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos confirman que Ureña no recuperará la visión del ojo izquierdo

El torero sufre rotura ocular del globo, que es uno de los accidentes más graves

Paco Ureña, instantes después de sufrir la cornada en el ojo.
Paco Ureña, instantes después de sufrir la cornada en el ojo.

El  diestro Paco Ureña perderá la visión total del ojo izquierdo debido a la rotura ocular del globo, que es uno de los accidentes más graves que pueden ocurrir. Así lo ha confirmado el doctor Álvaro Fernández Vega, del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega de Oviedo, que lo intervino ayer.

Un comunicado del entorno del propio torero informa que mantendrá el ojo, pero pierde la visión del mismo debido al destrozo del globo ocular; tanto en parte delantera como en la parte de atrás, la  exploración corrobora la pérdida del líquido intraocular, con ausencia del iris, el cristalino, la mayor parte de la retina y con el nervio óptico destruido.

Con la destrucción del nervio óptico y de la retina, la funcionalidad del ojo es totalmente inviable. Las consecuencias de este grave destrozo es la pérdida de visión binocular, que entre otras funciones, se encarga de medir las distancias.

Durante la positiva intervención del miércoles, los médicos han conseguido conservar el ojo y su apariencia estética. Se ha reconstruido el segmento anterior con la colocación de un iris artificial y el segmento posterior, inyectando silicona intraocular. Por otro lado, debido a la hipotonía ocular, los dolores eran muy fuertes y tras la intervención, los dolores se han reducido notablemente. En las próximas semanas se verá la evolución y se podrán determinar mejor los tiempos de recuperación.

Paco Ureña sufrió un pitonazo en el ojo izquierdo la tarde del pasado 14 de septiembre en la feria de Albacete, al recibir de capote al primero de sus toros, perteneciente a la ganadería de Alcurrucén. A pesar de la aparente gravedad del percace, el torero se mantuvo en el ruedo hasta que estoqueó a su oponente. Tras una primera cura en la enfemería de la plaza, fue trasladado a un hospital de la capital manchega, donde fue intervenido y surgieron las primeras noticias desalentadoras que ahora se han confirmado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >