Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lady Gaga, ¿diva del cine?

La artista enloquece a La Mostra con un nuevo ‘remake’ de ‘Ha nacido una estrella’, que Bradley Cooper dirige y protagoniza junto con la cantante

La artista Lady Gaga (d) y el actor Bradley Cooper en el 75º Festival Internacional de Cine de Venecia, Italia, hoy 31 de agosto de 2018.

Nubarrones cubrían La Mostra esta mañana. Llegó la lluvia al Lido. Y, poco después, el huracán. En un festival rendido a las estrellas del cine, la diva de la música ha arrasado: aplausos, fotos, sala de prensa abarrotada. “¿Lady Gaga vendrá?”, se repetía como un estribillo en los días previos. Pues, ahí estaba, y sonreía agradecida. “Siempre he soñado con ser actriz. Hace falta una sola persona que crea en ti en el mundo para que las cosas puedan ocurrir”, ha asegurado. Ella la encontró en Bradley Cooper y en su debut como director: el actor filma el cuarto remake de Ha nacido una estrella, que protagoniza junto con Lady Gaga. La película se presentó fuera de concurso, y llegará a las salas españolas en octubre.

“Ya que hemos visto tantas veces esta historia, sabemos que ha resistido a la prueba del tiempo, sobre todo porque habla de la humanidad”, ha defendido la cantante, ante su primer rol importante en el cine tras algún cameo. Como sus anteriores versiones, Ha nacido una estrella cuenta el cruce entre un divo autodestructivo y una joven que reboza un talento que nadie conoce. Su relación pone en juego hasta sus extremas consecuencias amor, fama y ego. Cooper traslada la historia del cine a la música rock y country, y parece inspirarse especialmente en la versión de los setenta, con Barbra Streisand y Kris Kfristofferson.

Tanto la primera Ha nacido una estrella, de 1937, como la segunda, en 1954 (la más célebre, con Judy Garland y James Mason), acabaron con ambos protagonistas nominados al Oscar al mejor intérprete. Cuesta más imaginarlo en este caso, aunque sí tiene todos los elementos para gustar a premios y salas: dos estrellas, música original, melodrama. Eso sí, en el siglo XXI, el paternalismo que asienta el principio de su idilio se hace aún más doloroso.

La película tiene todos los elementos para gustar a premios y salas

En el rodaje, hubo más equilibrio. Y cada uno puso su regla. Gaga exigió que toda la música fuera original y se tocara de verdad en la película. Él accedió, y aprendió. “Mientras filmábamos teníamos la oportunidad de verla cantar cada día. Era una locura”, aseguró Cooper. A cambio, el actor le pidió a la reina de los disfraces y el transformismo que por una vez se mostrara de verdad. “Quería verme sin nada. Me dijo que me olvidara del maquillaje. Descubrió en mí un nuevo rostro. Me abrí a una vulnerabilidad, pero me ha hecho muy fuerte”, explicó Gaga. Su personaje afronta las mismas dudas que la cantante también sufrió en su vida. Afrontó el acoso en el colegio, y volvió a chocar con esa pared al comienzo de su carrera: “No era la chica más guapa en la habitación. Como había otras más atractivas, que no escribían y cantaban, algunos ejecutivos querían ponerlas a interpretar mis temas. Por supuesto que me negué. A veces hay que decir ‘no”. Así también nacen las estrellas