Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amaia y Alfred, los amas o los odias

Los representantes de España en Eurovisión cautivan a muchos por su inocencia, algo que para otros es cursilería

Amaia y Alfred, durante su segundo ensayo en el Altice Arena de Lisboa. En vídeo, declaraciones de la pareja sobre su próxima actuación final.

Amaia ha contado que se fijó por primera vez en Alfred cuando ambos hacían cola para una de las audiciones de Operación Triunfo. Le sorprendió un chico que se presentaba con un trombón. A ella los instrumentos le llaman la atención desde niña. Su familia es muy musical. Su tío fue director del conservatorio de Pamplona. Pero Alfred desveló que la chispa entre ellos surgió cuando cantaron el tema de La la land. Desde entonces no se han separado primero en la Academia y desde hace dos meses recorriendo media Europa promocionando Tu canción, el tema con el que este sábado representan a España en Eurovisión. Sus vidas son tan paralelas que se les conoce como Almaia.

Como sucedió con Rosa López, Amaia y Alfred se han metido al público en el bolsillo por su aparente candidez y por ese amor que dicen profesarse. Pero no a todos convence la pareja y lo que representan. Muchos ven en ellos a dos cursis insoportables. Televisión Española y Gestmusic confían en la fórmula y por eso han hecho una apuesta tan arriesgada que su actuación será tan minimalista que se reducirá a ellos dos en el escenario mirándose a los ojos.

Desde Universal, la compañía discográfica que está detrás de Operación Triunfo y quien gestionará el futuro musical de Amaia y Alfred aseguran que son un seguro ganador. Probablemente no lograrán el triunfo en Eurovisión pero tienen una prometedora carrera por delante. Eso sí, por separado.

Amaia tiene una voz incuestionable y un sentido musical muy desarrollado. A sus 19 años y los productores ven en ella una posible Adele. A Alfred le instalan más en un papel de compositor que de cantante de grandes éxitos.

La espontaneidad de Amaia en sus declaraciones dentro y fuera de la Academia le han granjeado simpatías entre grupos feministas. Uno de sus comentarios más conocidos fue el que hizo con relación a la depilación femenina durante una conversación con su compañera Aitana. “¿Sabes qué? No me voy a depilar las piernas porque las mujeres también tenemos pelo. Tengo muchísimo pelo, pero me la sopla”. Otro de los temas que la ganadora de OT trató sin tapujos y con una contundencia sorprendente fue el de la maternidad. En una conversación con su pareja defendió firmeza el derecho de la mujer a sentirse completa sea o no madre. Alfred está siendo más contestado por el regalo que le hizo a Amaia el Día de Sant Jordi. El libro: España de mierda, obra del cantautor Albert Pla. Una novela con dos ediciones: una en colores rojo y negro y otra blanca con una estrella sobre la bandera de España, simulando una estelada, en la portada. El revuelo fue tal que tuvieron que grabar un vídeo dando explicaciones.

Pero si la pareja tiene detractores sobre todo se debe a su imagen de pareja empalagosa que para algunos es pura cursilería. Ellos se presentan como una pareja enamorada pero el destino dirá si el sentimiento que les une ahora se mantendrá cuando pase Eurovisión e inicien sus carreras profesionales por separado.

Mañana en Lisboa acaba una etapa de su vida y de su carrera. El cuento se acaba.

Más información