Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alicia, ganadora de ‘Maestros de la costura’: “En la tele todo parece muy competitivo”

La vencedora del 'talent show' analiza su paso por el programa de La 1

Alicia es felicitada por sus compañeros en 'Maestros de la costura'.
Alicia es felicitada por sus compañeros en 'Maestros de la costura'.

Aunque desde hace semanas era la primera ganadora de Maestros de la costura, Alicia Cao, de 23 años, no dijo nada a nadie. Eso es lo que le pidieron que hiciera. “Me convencí de que no podía decirlo; de que no había pasado. Por eso no terminaba de creérmelo”, cuenta Cao a EL PAÍS. El programa estaba grabado por eso pudo ver en pantalla cómo ella misma no daba puntada sin hilo en la final del talent show. En la noche del lunes, Alicia se hizo con el maniquí de oro, también con 50.000 euros, el diseño de una colección cápsula y un máster de moda en el IED de Madrid. “Es muy emocionante ver que haces bien algo que te gusta mucho; algo con lo que has soñado”, dice la ahora maestra costurera. Ha sido una experiencia muy bonita”.

El concurso -que emula a MasterChef cambiando aspirantes por aprendices- concentró en su anterior programa al 12,9% del share y fue lo tercero más visto de ese día. A algunos les gustaba el jurado -Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo- y su tono adusto a la par que divertido: “Nos daban caña, pero en ocasiones era necesario”, reconoce Alicia. “Nos examinaban y a veces nos ponían en nuestro sitio. Hacen un combo maravilloso; son imprescindibles”. A otros les atraía el ecléctico casting, que asistió al completo a la final: “Era genial, cada uno éramos de nuestro padre y de nuestra madre”.

Tras diez semanas de patrones, bajos, corsés y plancha, Alicia llevaba tiempo despuntando con sus acabados. En un guiño gore, un par de programas antes de la final, se atravesó un dedo con la máquina de coser. No dejó de sonreír. “No me dolía, pero no me atreví a sacarme la aguja por si de repente me ponía a sangrar”. El jurado gritaba aterrado al acercarse a ver la perforación. Tuvo que acudir un médico para atender a la aprendiz. Después, Alicia siguió cosiendo: “Me quitó tiempo de la prueba”, añade, “ , pero como llevaba la prenda avanzada, pude acabarla”. Este lunes, fue la primera en entrar en la final -tras ser también la primera finalista- después de emular un Balenciaga que agradó al jurado.

Su contrincante final fue Antonio. “En la tele todo parece muy competitivo, pero luego en la casa estábamos todos a gusto”, recuerda Alicia obviando algunos comentarios viperinos. A medida que fueron avanzando los programas, eran evidentes los choques de Alicia con otro de los aprendices. Aunque trabajaron juntos en una prueba clave (y ganaron), los dardos de Alicia y de Edu no estaban siempre en sus respectivos alfileteros. “No nos hablamos mucho”, dice la ganadora. “A veces me quería molestar, pero a mí me hacía gracia. No era un pique”, comenta escueta sobre su relación.

Pero todo eso ya pasó. Anoche, Alicia ganó el primer premio. “No me lo terminaba de creer”, insiste emocionada. Desde que salió del talent show, algunas personas le saludan por la calle. “Todo el mundo tiene buenas palabras. Saben que estaba en el programa para perseguir un sueño y es muy bonito”, explica. Es una sensación nueva para ella -“era la primera vez que aparecía en la tele-. Por eso, el otro día, cuando una chica se acercó al reconocerla, la propia Alicia le dijo: “¿Quieres una foto conmigo?”. Aún no sabe en qué va a invertir el premio ni si va a entrar en el taller de alguno de los miembros del jurado: “Quiero hacer muchas cosas”, dice la ganadora, que por lo pronto, tiene que desarrollar una colección. “Voy a pensarlo bien, más tranquilamente, cuando haya pasado un poco todo esto”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información