Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Maestros de la costura’ no da puntada sin hilo

El jurado, especialmente Lorenzo Caprile, ha sido uno de los puntos fuertes del programa ganado por Alicia

Fotografía facilitada por RTVE de Alicia, ganadora de la primera edición de 'Maestros de la Costura'.
Fotografía facilitada por RTVE de Alicia, ganadora de la primera edición de 'Maestros de la Costura'. EFE

Antes de que Operación Triunfo batiera todos los récords de audiencia en su último programa con 30,8% de cuota de pantalla, en TVE ya se anunciaba a bombo y platillo el estreno de Maestros de la Costura. El objetivo estaba claro: había que llenar el gran vacío que dejaba el producto estrella para mantener a los espectadores enganchados a un talent show los lunes por la noche. Si nos fijamos solo en los datos de audiencia, vemos que la música (OT) y la cocina (Master Chef) han ganado por goleada a la aguja y el dedal. Pero, qué aburrido sería medirlo todo en números, y pasar por alto algunas claves que demuestran que en Maestros de la Costura, por lo general, no se han dado puntadas sin hilo.

Uno de los aciertos de esta primera edición, todavía no sabemos con certeza si el ente público le dará una segunda oportunidad, ha sido la presentadora. Raquel Sánchez Silva ha resultado creíble porque siempre ha respetado la moda española. Es una de las caras conocidas que se sienta, año tras año, en el front row de Mercedes Benz Madrid Fashion Week para apoyar a la industria. Tiene un estilo propio y ha defendido con mucha elegancia los diseños, siempre nacionales, que se ha puesto en cada programa. Nos ha reconciliado con los estilismos de televisión, que merecen un capítulo aparte por incompresibles y desfasados, en su gran mayoría. Raquel Sánchez Silva ha apostado por diseños de David Delfín, Jorge Acuña, Alvarno, Duyos, Agatha Ruiz de la Prada, Nacho Aguayo, Juan Vidal... y un larguísimo etcétera, porque casi la totalidad de la moda española ha estado presente de un modo u otro en el programa.

El jurado de Maestros de la Costura ha sido otro de los puntos fuertes del programa. Aunque aquí ha habido sorpresas. Cuando se anunciaron los tres nombres que analizarían el trabajo de los aprendices, la prensa se revolucionó pensando en el gran juego que podía dar Palomo. Pero, contra todo pronóstico, la gran estrella del jurado de Maestros de la Costura ha sido un clásico de la industria: Lorenzo Caprile. Su entrañable sentido del humor, su pasión por la profesión y su falta de remilgos a la hora de comunicarle a los concursantes lo que pensaba lo convirtieron poco a poco en favorito de la audiencia y de las redes sociales.

Quizá una de las partes que menos ha convencido del show haya sido el casting. Ha pecado de friki y se ha echado en falta ese gran descubrimiento al estilo Amaia de OT. Pero a través de las pruebas, el público ha aprendido terminología y pinceladas de historia de la moda de la mano de los grandes personajes que han desfilado por el programa semana a semana. También es importante recordar que, para cualquiera que ame la moda, escuchar en prime time nombres como Balenciaga, Courrèges o Pierre Cardin ha sido emocionante. Pero lo más importante es que el esfuerzo de los aprendices, y de Alicia, la ganadora, nos ha enseñado que detrás de la moda hay mucho, muchísimo trabajo y que como dijo Caprile en una entrevista reciente en S Moda: "La ropa no crece en los árboles, es muy complicada de construir".

Más información