Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Gary Burden, el mítico portadista del rock californiano

Diseñó elepés para Neil Young, Eagles, The Doors y otras figuras de los setenta

Gary Burden, en 2012.
Gary Burden, en 2012. FilmMagic

Gary Burden, responsable de las envolturas de grandes discos del rock californiano, falleció el viernes 9 de marzo; no se ha especificado la causa del fallecimiento. Burden, de 84 años, colaboró desde 1969 con Neil Young, que ha comentado que tiene varios discos diseñados por Gary a la espera de ser editados; su monumental The Archives Vol. 1 1963-1972, publicada en 2009, ganó el premio Grammy en la categoría de cajas recopilatorias.

Californiano de pura cepa, Burden era un hijo de un cultivador de cítricos que dejó los campos, deslumbrado por la emergente industria cinematográfica. Gary también tenía un temperamento aventurero: falsificó su edad para ingresar en los marines. Ya libre de compromisos militares, experimentó con el estilo de vida beatnik en el San Francisco de los años cincuenta. Estudiaba arquitectura en Berkeley cuando aquella Universidad se alzó contra las restricciones a la libertad de expresión.

Conectó con el mundillo musical cuando puso a punto una casa en Los Ángeles para Cass Elliot, de The Mamas and the Papas. Encantada con el resultado, Mama Cass llevó a Burden a Dunhill, su sello, donde realizó portadas para su grupo y también para Steppenwolf.

Se encontró así entre la aristocracia del rock, que entonces vivía, ensayaba y se divertía en el distrito de Laurel Canyon. Prácticamente asistió en persona al nacimiento del trío Crosby, Stills & Nash, cuyo debut de 1969 fue diseñado por Burden, en complicidad con el fotógrafo Henry Diltz.

Con la entrada de Neil Young en el supergrupo, Burden y Diltz subieron la apuesta. La foto de Déjà vu (1970) imitaba los ferrotipos del siglo XIX y estaba impresa sobre un cartón que sugería la textura del cuero, fabricado exclusivamente en una papelera artesanal de Georgia. El susto fue para la discográfica: cada funda costaba 69 centavos, tres o cuatro veces más de lo habitual.

Pero el poder creativo había pasado a los artistas y los disqueros solo podían refunfuñar. No es que Burden y Diltz buscaran envoltorios extravagantes: su primer trabajo para Neil Young, After The Gold Rush, era una foto callejera, tomada en Nueva York y solarizada hasta crear una impresión fantasmal. También en 1970 supieron reflejar la vuelta al entorno urbano de The Doors con Morrison Hotel.

Resultó más complejo construir la imagen de los Eagles, que inicialmente tocaban country rock y se veían como melenudos forajidos del Far West. Llegaron en avalancha encargos de grupos en onda similar: los históricos Byrds, Poco, el trío America. Y los cantautores tipo Joni Mitchell, Jackson Browne, Judee Sill o Dan Fogelberg.

Para Neil Young, la obra maestra de Burden fue la portada de On The Beach (1974). Hundieron en la playa de Santa Mónica la parte trasera de un Cadillac, junto a sillas, una sombrilla y otras muestras de mobiliario playero. Alejado, un Neil Young de espaldas miraba al mar; en primer plano, el titular de un periódico especulaba con la destitución de Richard Nixon. Perfecto: Estados Unidos a la deriva.

En los años ochenta, Burden probó con la imagen en movimiento, Dirigió videos musicales y participó en la transmisión, vía HBO, del macroconcierto (13 horas) en el Madison Square Garden neoyorquino con que Atlantic Records conmemoraba sus cuarenta años de existencia. Aquella ya no era una fiesta familiar: Neil Young y otros muchos artistas se negaron a acudir.

En el año 2000, fueron Burden y Henry Diltz los homenajeados con el documental California rock: under the covers, que exploraba su aportación al movimiento. Con el renacimiento del vinilo como formato comercialmente viable, Burden trabajó entusiasmado para nuevos artistas como Kurt Vile, Conor Oberst o My Morning Jacket. También llevaba años intentando llevar al cine La banda de la tenaza, la novela de Edward Abbey sobre una banda de ecologistas radicales.

Más información