Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Natalia Lafourcade: Explorando la belleza de la raíz

El nuevo álbum de la artista mexicana recibe una calificación de 8 sobre 10

Natalia Lafourcade actuando en febrero en Londres.
Natalia Lafourcade actuando en febrero en Londres. Redferns

Venía Natalia Lafourcade de recoger múltiples galardones por su disco anterior, Hasta la raíz (obtuvo un Grammy al mejor álbum de rock latino y cinco Grammy latinos), cuando decidió alejarse del ruido mediático y cobijarse en el bosque. Se escondió en una casa en el mexicano Desierto de los Leones con la idea de recuperar la bohemia de la música. La esencia. Venía de escuchar a Agustín Lara (a quien homenajeó en el disco Mujer divina, en 2012), a Chavela Vargas, a Simón Díaz, Mercedes Sosa y Violeta Parra. Y quería acercarse a las entretelas del folclore latinoamericano desde su propia óptica, descubriendo de dónde viene y, quizá, hacia dónde ir.

Lo que empezó sin ninguna pretensión acabó convirtiéndose en una treintena de canciones que conforman los dos volúmenes de Musas: Un homenaje al folclore latinoamericano en manos de Los Macorinos. Piezas grabadas en vivo al calor de una chimenea y un puñado de instrumentos acústicos con los que se aproxima a la ranchera, al bolero, al jarocho o al vals. Arropada solo por Los Macorinos de su admirada Chavela, Miguel Peña y Juan Carlos Allende, que la sujetan con guitarras acústicas, charangos, contrabajos, chelos, violas, armonios, percusiones o bongós legüeros. Un trabajo que suena -y huele- a madera y desprende una absoluta calidez.

Natalia Lafourcade: Explorando la belleza de la raíz

Artista: Natalia Lafourcade

Disco: Musas: Un homenaje al folclore en manos de Los Macorinos Vol.2

Sello: Sony Music

Calificación: 8 sobre 10

Decidió la mexicana que, esta vez, solo iba a centrarse en la interpretación. Ahí lo ha volcado todo. Una voz delicada a la par que irrompible, tan sutil como expresiva, potente en su desnudez y plagada de matices. Sin tirar de efectos. Solo han pasado la criba los temas en los que palpita una verdad, donde fluye algo, aunque se cuele algún error. Dotando de una intimidad especial a esta revisión del cancionero popular latinoamericano, como si cantase al oído de quien le escucha.

El repertorio, que también incluye temas nuevos, está tan bien entrelazado que resulta difícil adivinar dónde empiezan los clásicos y dónde las canciones que ha compuesto para este proyecto. Ambos discos guardan cierto equilibrio, aunque el segundo volumen de sus Musas quizá tenga un peso más humano. Destaca su enternecedora y sutil interpretación de Duerme negrito, una popular canción de cuna que versionaron Atahualpa Yupanqui o Víctor Jara. El Alma mía que rescata de María Grever suena descorazonador y bello. Y valiente es su visión desnuda, a guitarra y voz, de la introspectiva La llorona.

La nota melancólica no es la única dominante. Hay protesta en su tema Derecho de nacimiento, una invitación a empezar de cero en Hoy mi día uno y una dulce compasión en Humanidad, una reflexión de Alberto Domínguez sobre la Segunda Guerra Mundial que no ha perdido un ápice de vigencia. El colofón es Danza de gardenias, un son cubano en el que sí caben clarinetes y trompetas, con un marcado carácter festivo. El brindis final de su búsqueda de tesoros. Lafourcade sabe cómo apropiarse de temas tradicionales y traerlos al presente con un gusto exquisito. Nos enseña, una vez más, a viajar con ella hasta la raíz.

COMPRA ONLINE 'MUSAS'

Artista: Natalia Lafourcade.

Sello: Columbia (2018)

Formato: MP3 y CD.

DESDE 10,99€ EN AMAZON

Más información