Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DISCO DE LA SEMANA

Franz Ferdinand: Una nueva vida creativa

El nuevo álbum de la banda escocesa recibe una calificación de 8 sobre 10

Algunos de los grupos que despuntaron con el nuevo siglo, nombres llamados a recoger el testigo de ilustres predecesores, han acabado siendo víctimas de un éxito que pareció alcanzarles con demasiada fuerza. El caso de Franz Ferdinand no es de los más drásticos –en esa categoría siguen imbatibles The Strokes- pero sí de los más preocupantes. Surgieron deslumbrando y, como muchos otros compañeros de generación, reformularon la música alternativa de las décadas de 1970 y 1980, adaptándola a su presente. Entonces, mientras LCD Soundsystem refinaban impecablemente esa misma pericia acaparando méritos, y grupos como Yeah Yeah Yeahs descubrían que el secreto de la longevidad consistía en cruzar las fronteras de los estilos sin pedir permiso, Franz Ferdinand empezaron a mostrarse dubitativos. Un error que ni la velocidad ni la avidez de los tiempos actuales perdona. El grupo galés nunca perdió completamente el respeto, pero las esperanzas de que hicieran otro disco brillante fueron evaporándose a medida que pasaba el tiempo y surgían nuevos nombres a los que admirar.

Franz Ferdinand: Una nueva vida creativa

Artista: Franz Ferdinand

Disco: Always Ascending

Sello: Domino / Music As Usual

Calificación: 8 sobre 10

Catorce años después de aquel arrollador debut llamado Franz Ferdinand llega Always Ascending. Un disco sobresaliente porque constata que un grupo que fue enorme hace tanto aún tiene cosas interesantes que decir. Hubo un momento en el que Alex Kapranos y compañía discutieron si valía la pena seguir adelante. La colaboración con Sparks (FFS, 2015) fue decisiva para que dejaran de escucharse a sí mismos. El guitarra Nick McCarthy, miembro fundador del grupo, les dejó en 2016; su ausencia sirvió para reclutar a dos nuevos músicos. Una suma de acontecimientos que no han resultado baldíos, a juzgar por lo que trae Always Ascending: 10 canciones repartidas en 39 minutos que confirman que los escoceses afrontan una nueva vida creativa.

Se puede decir que los sintetizadores han obrado el milagro. Que las máquinas son las que han ayudado a los Ferdinand a abandonar su propia órbita. El productor Philippe Zdar, mitad de Cassius. ha guiado ese desvío que ha evitado que nos vuelvan a colar el riff de Take Me Out (y así y todo, se les cuela por ahí un rebrote) y que hace que temas como Glimpse Of Love no suenen a más de lo mismo. Los sintetizadores tiran de ellos en Lazy Boy, para que, de una vez por todas, se transmuten en negros, el bajo suene funky e invoquen a James Brown. Academy Award no necesita valerse de sorpresas para ser proclamada una de las mejores canciones del grupo. En cambio, Lois Lane, que supone otro hito, posee el mismo toque Moroder que eleva hasta la estratosfera a la canción titular del álbum. Feel The Love Go es un híbrido entre LCD Soundsystem y Franz Ferdinand, pero se cierra con ese sabroso de saxo a lo Roxy Music. Y sí, también se escucha el influjo del grupo de Ferry en sus primeros años, impregnando Slow Don’t Kill Me Slow, con un final soberbio que logra que, justo al final del disco, el deseemos seguir escuchando más.

COMPRA ONLINE 'ALWAYS ASCENDING'

Artista: Franz Ferdinand.

Sello: Domino Recording Co (2018).

Formato: MP3, CD y vinilo.

DESDE 9,99€ EN AMAZON