Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dura vida del metepatas

Javier Gutiérrez y Malena Alterio protagonizan la comedia de Movistar + 'Vergüenza'

Malena Alterio y Javier Gutiérrez, en un capítulo de 'Vergüenza'.

Ese momento en el que preguntas a una mujer si va a tener un niño o una niña y resulta que no está embarazada. Cuando vienen tus suegros a comer a casa y en el baño, a la vista de cualquiera, está la ropa interior que debería estar ya en la lavadora. Ese whatsapp en el que criticas a una persona que alguien acaba de agregar al grupo sin tu conocimiento. Esos momentos en los que piensas "tierra, trágame" son el día a día de Jesús y Nuria, la pareja protagonista de la serie Vergüenza, cuyos 10 capítulos ya están disponibles en Movistar +.

Javier Gutiérrez define a Jesús como "el rey del cuñadismo", mientras que Malena Alterio ve a Nuria como "el ojo del espectador. Ella sufre lo que él no ve". Porque Jesús, fotógrafo de bodas, bautizos y comuniones con ínfulas de artista, no suele ser consciente de la vergüenza ajena que provoca allá por donde va. Y Nuria, su mujer, sufre sus consecuencias y el contagio de esa maestría en el arte de meter la pata. "Es como ser la mujer de Mr. Bean", dice Alterio. "Pero Mr. Bean es más puro, Jesús tiene una hijoputez que no tiene Mr. Bean. Tiene todos los defectos que uno no quisiera para sí. Pero por desgracia, muchos no estamos llenos de virtudes, sino de defectos", interviene Gutiérrez. 

La dura vida del metepatas

Creada, escrita y dirigida por Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero, esta serie, con capítulos que no llegan a la media hora y un humor incómodo de los que congelan la risa y trasladan la vergüenza ajena al espectador, nació hace casi 10 años. La idea surgió cuando ambos cineastas paseaban por el campo. Entonces, con el capítulo piloto ya escrito, empezó un periplo por las diferentes cadenas, donde mostraban interés por el planteamiento pero no veían encaje, bien sea por su duración, más corta de lo habitual en la ficción televisiva nacional, o por su tono.

"Se ha hecho una ficción arriesgada en el humor en España. En Aída, por ejemplo, los protagonistas son una prostituta, un homosexual, un medio fascista... Y con eso se hacía humor. La que se avecina también... Pero además del formato, esta serie no tendría cabida en una cadena generalista porque va más allá de lo que han ido estas series. Es más extrema, cruza más líneas rojas, aun siendo osadas las otras", repasa Javier Gutiérrez, quien ahora hace doblete en la televisión como protagonista de Vergüenza en Movistar + y Estoy vivo en La 1, además de estar presente en el cine con El autor, dirigida por Manuel Martín Cuenca.

Según los dos actores, los protagonistas de esta serie son muy reconocibles para los espectadores. "Es una radiografía de muchos españoles", piensa Gutiérrez. "Se habla de problemas laborales, de pareja, de cómo enfrentarse a la sociedad en la que vivimos, que muchas veces es una auténtica selva para dos personajes como estos que tienen alma de perdedores, sobre todo el mío". El intérprete ha buscado que Jesús no sea una caricatura, "que no fuera una sucesión de gags". "Cuando vi los capítulos, es la primera vez que me pasa como espectador que no me reconocía", dice el actor. "Yo tampoco me reconocía, yo sacudiría a esta mujer, ¡que le diga algo! Pero eso es un buen síntoma, hay algo que te provoca, te hace pensar, te estimula, te provoca rechazo... La cuestión es que te provoque algo", añade Malena Alterio. Y eso, desde luego, Vergüenza lo consigue. Otra cosa es que el espectador se sienta más o menos cómodo con el sentimiento que genera. "Es una comedia que hace daño por todo lo que cuenta y porque es muy reconocible para muchos espectadores, pero también porque no sabes si seguir viéndola o cambiar de canal", concluye Gutiérrez.

Perfil bajo en la vida real

Los protagonistas de Vergüenza son expertos en provocar situaciones que generan rubor e incomodidad en los demás. Pero Javier Gutiérrez y Malena Alterio coinciden con sus personajes en ese punto. "Yo soy más de pasar vergüenza ajena que de provocarla. Soy muy tímido y muchas cosas me provocan vergüenza ajena a diario. Seguramente hago el ridículo mucho, pero soy más de mantener un perfil bajo. Los actores somos gente muy tímida, pero enfermizamente tímida. No me gusta dar el cante para nada, no soy para nada como Jesús", concluye entre risas.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
14lunes
15martes
16miércoles
17jueves
Dave
HBO España
Temporada 2
18viernes
19sábado
20domingo

Más información