Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Vergüenza’, el arte de provocar la risa haciendo el ridículo

Malena Alterio y Javier Gutiérrez protagonizan la nueva serie de Movistar+, creada por Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero

Javier Gutiérrez y Malena Alterio son los protagonistas de 'Vergüenza'.
Javier Gutiérrez y Malena Alterio son los protagonistas de 'Vergüenza'.

Jesús y Nuria son una pareja normal de mediana edad. Él es fotógrafo de bodas, bautizos y comuniones con ínfulas de artista. A ella la crisis la ha sumado a la infinita estadística del españolito con inestabilidad laboral. Se entienden, a pesar de las diferencias, pero, juntos, tienen un gran problema. Son expertos en causar vergüenza ajena. Los cineastas Juan Cavestany (Gente en sitios, Los lobos de Washington) y Álvaro Fernández Armero (Las ovejas no pierden el tren, Todo es mentira) escriben y dirigen esta comedia televisiva. "El humor de la serie arbitra en las situaciones de gran patetismo", adelanta Cavestany.

Malena Alterio y Javier Gutiérrez encabezan el reparto de Vergüenza, proyecto de producción propia de Movistar+ que se estrenará en 2017. No han comenzado el rodaje, pero Gutiérrez ya se atreve a calificar los guiones como "los más desternillantes" que ha leído en su vida. Juntos provocan "situaciones bochornosas de las que ellos no son conscientes", explica el actor. Como preguntarle a una mujer si estaba embarazada cuando solo tenía algún kilo de más. Malena Alterio agradece la libertad que supone poder librarse de la presión de las audiencias de los canales en abierto. "Es un lujo hacer una serie sin esa esclavitud", comenta Alterio.

Aunque no esté atada a los datos, la historia ha tenido que lidiar con la tiranía de las cadenas desde el momento en que nació, fruto de la casualidad. A los creadores se les ocurrió escribir la serie un día que paseaban por el campo. "Desde el principio supimos que queríamos dar vida a una comedia. También se nos vino inmediatamente a la mente la cara de Javier Gutiérrez", recuerda Fernández Armero. Escribieron el episodio piloto de esta "comedia romántica, ambiciosa, incómoda, de nuestro tiempo", como la define Cavestany. Y comenzaron un periplo infructuoso para que el proyecto se convirtiera en realidad. "Nada más finalizar el piloto, nació mi hijo. Ahora mi hijo va a cumplir ocho años", bromea el cineasta.

Cavestany junto a los dos protagonistas de 'Vergüenza' en la presentación de la serie.
Cavestany junto a los dos protagonistas de 'Vergüenza' en la presentación de la serie.

Antes de que apareciera Movistar+ al rescate del proyecto, la productora Apache se unió al proyecto y a su proceso complejo que se alargó durante años. En este tiempo, se han visto obligados a modificar algunos matices de la idea original, que supone su debut en televisión. "Por la crisis y porque el espectador había cambiado ante unas series anglosajonas que habían aumentado la calidad", relata el productor Enrique López. 

Como comenta López, la serie está adaptada a las nuevas preferencias de consumo de los usuarios, sobre todo, en la duración de cada capítulo. "A semejanza de las sitcoms americanas, los episodios son de media hora", explica el director de desarrollo de Movistar+, Felipe Pontón. De momento, se grabarán una decena de entregas, alejándose de los productos similares de las cadenas generalistas. Según Pontón, el único criterio es que los creativos justifiquen lo que quieren contar. Ninguno se moja cuando se les pregunta si habrá posible continuación. Aún es pronto, y aunque los directores tienen alguna idea de por dónde se desarrollarían las tramas, son prudentes, como concluye Fernández Armero. "No sabemos si seguirá. Por si acaso, nosotros acabamos la historia en alto".

Cuatro comedias y cuatro dramas

Vergüenza es la segunda producción propia que Movistar+ ha puesto en marcha este año, junto a La peste, un thriller histórico que dirigirá el cineasta Alberto Rodríguez. "Estas dos series explican muy bien la estrategia que estamos siguiendo para potenciar la ficción nacional", señala Felipe Pontón, director de desarrollo de Movistar+.

Con una ambiciosa apuesta, la compañía telefónica tiene actualmente una veintena de proyectos en desarrollo, y pretende llegar a producir una media de ocho series al año, cuatro comedias y cuatro dramas. Unas ficciones muy cinematográficas que contarán con la dirección de Cesc Gay y David Trueba.