Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós a ‘Aída’ con risas y emoción

La comedia de Telecinco se ha despedido este domingo de sus seguidores de forma definitiva

Adiós a ‘Aída’ con risas y emoción

Nació como una aventura en forma de spin off, una ficción derivada de Siete vidas y centrada en Aída García. El personaje interpretado por Carmen Machi había aterrizado en la serie como la asistenta de Paco (Javier Cámara) y Sole (Amparo Baró) y siguió como camarera del mítico bar Casi-ke-no hasta convertirse en un personaje casi imprescindible gracias a su carisma, sus ocurrencias y su descaro. De ahí salió por la puerta grande para dar título a su propia serie. Aída llegó en enero de 2005 y hoy, nueve años y medio después, dice adiós a sus seguidores de forma definitiva.

“Despedir Aída no es una tristeza, es un momento emotivo. Queremos despedirla con emoción, respeto y agradecimiento”, remarcaba Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Mediaset España en una rueda de prensa de despedida a la que el elenco de la serie acudía con las emociones a flor de piel. Alguno de ellos, como Pepe Viyuela, incluso se negaba a reconocer lo evidente. “No sé por qué todo el mundo repite que Aída ha acabado. Aída no ha terminado, es eterna”.

“Hay que irse antes de que el público se canse”, asegura Daniel Écija

Esta noche (Telecinco, 22.00), la serie pone su broche final a su trayectoria con un capítulo que juega con el humor y los enredos tan característicos de la comedia española y adereza el resultado con toques emotivos, regresos anunciados —como el cameo de Carmen Machi— y alguna sorpresa adicional. Una despedida a lo grande y con boda incluida que suena a retirada a tiempo. “Es una suerte que nos podamos ir un minuto antes de que nos echen. Es importante saberse ir cuando tienes que hacerlo”, explica Daniel Écija, presidente de Globomedia. “Creo que nos vamos no mirando cifras y número, sino sentimientos, y eso es algo que deja esta serie muy arriba. Hay que irse antes de que el público se canse”, remata.

Lo mismo piensa Paco León, un actor cuya carrera consiguió despegar tras la popularidad que ha logrado gracias a la comedia que ahora termina. “El final de Aída era un deseo para mí. Mi miedo era que no acabara bien, que yo me fuera antes del final... Pero bien está lo que bien acaba”, comenta mientras aprovecha para descartar una continuación de la serie centrada en el Luisma, como se rumoreó en algún momento. “En realidad, desde que se fue Carmen [Machi] empezó el spin off de Aída”, asegura el intérprete, que describe su paso por la serie como “el mejor trabajo de mi vida”. “Es muy difícil que me vuelva a pasar esto, que tenga un personaje tan bombón, que llegue a tanta gente, que me paguen bien por ello y que lo pasen tan bien”, explica.

Los guionistas resaltan la total libertad que ha tenido el equipo

Pero el secreto del éxito de esta “serie de taller”, como la define Écija, reside, además de en el plantel de actores, en los guiones y el trabajo que hay detrás de las cámaras. Julián Sastre, productor ejecutivo y guionista de la serie, destaca la “absoluta libertad que ha tenido el equipo. Hemos hecho lo que hemos querido”. Y eso, en una comedia como Aída, no siempre es fácil. “Es una serie que bebe mucho de la calle, con un punto importante de transgresión e incorrección política, y eso hace que a veces puedas ofender a alguien, aunque nunca lo hemos pretendido”, asegura.

Sin embargo, para Sastre lo más complicado en estos años a nivel creativo ha sido plantear cada temporada como si fuera la última. “Hemos tratado de no darnos por rendidos y poner mucha ilusión en cada entrega. Es lo más complicado, pero también lo más agradecido porque permite trabajar con muchas ganas. Hemos tenido que reinventarnos en cada temporada, pero ese esfuerzo permite que no te agotes creativamente”. Para hacerse una idea de la labor del equipo de escritores que había detrás de esta serie: aunque la grabación de cada capítulo duraba aproximadamente una semana, la preparación del guion llevaba alrededor de un mes y medio para cada episodio. “Es un gran esfuerzo porque en las comedias mimas cada coma, no hay nada gratuito, y eso supone escribir y reescribir mucho”. El equipo responsable de Aída ahora se despide. Pero por poco tiempo, porque los guionistas ya están trabajando en otra comedia de la que todavía no han querido adelantar detalles.

Hemos tratado de no darnos por rendidos y poner mucha ilusión en cada entrega

Nueve años de chistes, historias y guiones. Y nueve años que han dejado su huella en los protagonistas. En los que ha sido más evidente el paso del tiempo es en los más jóvenes del reparto, como Eduardo Casanova (Fidel en la ficción) o David Castillo (Jonathan), y que se ha hecho más patente aún al emitir Telecinco el primer capítulo de la serie el pasado domingo como anticipo del adiós definitivo. “Es como despedirme de una familia con la que he crecido, rodar las últimas escenas fue muy triste y muy especial”, explica Castillo, al borde de las lágrimas en la rueda de prensa.

Ese “ya era hora, ahora me toca a mí” que repite Bebe en la sintonía de la serie se apaga. El barrio de Esperanza Sur se queda sin inquilinos y el Bar Reynols, sin sus parroquianos. Pero, como dice Viyuela, Aída será eterna. O, como resume en una frase Daniel Écija, “Aída ya es historia de la ficción española”.

Sus números

- Aída se despide esta noche tras nueve años en los que se han emitido 10 temporadas y un total de 237 capítulos.

- El primer episodio, que se vio en Telecinco el 16 de enero de 2005, reunió a 6.863.000 espectadores ante el televisor y logró un 36% de share, su récord de audiencia.

- En la temporada 2006-2007 fue la serie española más vista, mientras que en 2007-2008 se convirtió en la ficción (nacional o extranjera) con más audiencia.

- 166 de sus episodios han sido lo más visto en el prime time en todas las cadenas.

- Ha alcanzado una audiencia media de 3.954.000 espectadores y un 21,1% de cuota de pantalla.

- Un equipo de 115 personas ha sido el responsable de una serie que ha desarrollado más de 830 tramas diferentes desde que arrancó.

-En sus años de existencia ha conseguido más de 25 galardones, incluidos varios Ondas, Iris y premios de la Unión de Actores.

- En las 15.800 horas de grabación han participado 60 actores e invitados especiales, además de 37.000 figurantes.

Más información