Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Historia de un sacerdote

El peso del catolicismo en España no se ha visto reflejado en una literatura religiosa abierta a la modernidad. La novela de Pablo d’Ors es una feliz rareza en ese ámbito

El escritor Pablo d'Ors, en febrero pasado. Ampliar foto
El escritor Pablo d'Ors, en febrero pasado.

¿Cuál es la mejor manera de hacer frente a la vida? ¿Qué capacidades se necesitan para lograrlo y no quedar absorbido por la conciencia de fracaso de tantos adultos? Dos preguntas de las muchas que nos abrasan existencialmente y a las que apenas podemos aportar más que una lectura atenta de la experiencia humana. En este sentido, la escritura autobiográfica viene acumulando un conocimiento moral que nos es imprescindible y al que desde ahora habrá que sumar el último libro del escritor y sacerdote, o sacerdote y escritor, Pablo d’Ors, nieto del pensador Eugenio d’Ors e igualmente preocupado por atrapar algo de la luz y la felicidad que puede proporcionar la vida interior.

Entusiasmo —y el título del libro ya proyecta su intención, recto como una flecha— se presenta como una novela de formación —lo es— en la que desde otra perspectiva, esta vez confesional y narrativa, se explora la línea apuntada ya en Biografía del silencio, su best seller, un libro del que se han vendido más de 100.000 ejemplares y donde D’Ors se proponía la meditación como contrapunto a la creciente presión de la vida contemporánea. Sin duda su literatura espiritual tiene un público creyente, interesado en cómo vivir la religión en el siglo XXI y atraído también por una figura que ha hecho del sacerdocio una reflexión, una búsqueda, más que un estado más o menos confortable. Eso es muy poco frecuente entre nosotros: el peso abrumador del catolicismo en la sociedad española no se ha visto reflejado en el desarrollo de una literatura católica abierta a la modernidad y a la crisis de confianza en la Iglesia.

D’Ors, como en toda novela de formación, nos cuenta cómo se hizo a sí mismo

De modo que la historia de la vocación religiosa del personaje, apenas encubierto ficcionalmente por un nombre falso ­—Juan Pablo ­­Ros— que no funciona como ficción, con sus crisis, su paso por el seminario claretiano de Colmenar, su primera labor como misionero en Honduras, todo ello resulta excepcional. Porque nada sabemos de la vida sacerdotal española. ¿Qué sabemos de sus conflictos con una (inhumana) castidad exigida de forma permanente y causa de la mayor parte de los males de la Iglesia? D’Ors no omite el problema, no esconde la cabeza bajo el ala, aunque los pasajes que le dedica a la castidad no sean los más atractivos por recurrir a un lenguaje tópico y un tanto paternalista con las mujeres que poblaron su juventud de fantasías imposibles. El escritor, sin embargo, no critica el despropósito, aunque sí describe su estupor ante la formación marxista recibida en el seminario y que él entiende como un error: “Estudié en un seminario en el que se idealizaba el trabajo manual y se degradaba el intelectual”. Era más importante que un seminarista se sumergiera en la vida obrera y trabajara durante los veranos en la construcción que no que afrontara los desafíos planteados por la sociedad en clave espiritual.

De modo que d’Ors, como en toda novela de formación, nos cuenta cómo se hizo a sí mismo. Un solo reparo al libro: el joven Ros se debate entre dos modelos de vida —Gandhi y Hesse—, entre la santidad y la literatura. Y a veces esta escisión no parece del todo resuelta: el sacerdote vence al escritor catequizando su escritura. Un reparo menor a una lección mayor: el mundo sufre, está cansado de promesas incumplidas y quiere que alguien lo escuche.

COMPRA ONLINE 'ENTUSIASMO'

Autor: Pablo d´Ors

Editorial: Galaxia Gutenberg (2017).

Formato: versión Kindle y tapa blanda (440 páginas).

Por 21,37€ en Amazon