Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pintor Paco Cuadrado, figura del realismo social, fallece en Sevilla

El artista que reflejó el sufrimiento de los jornaleros andaluces se había centrado en la naturaleza en sus últimas obras

Paco Cuadrado, en su estudio, en una imagen de su blog.
Paco Cuadrado, en su estudio, en una imagen de su blog.

El pintor sevillano Paco Cuadrado, nacido en la capital andaluza en 1939, ha muerto este lunes a consecuencia de un cáncer. El artista, quien formó parte del movimiento Estampa Popular, fue un activista de izquierdas y víctima de la represión franquista. Cuadrado, que siempre ha confiado en el poder del arte para denunciar la injusticia, se afilió al Partido Comunista en 1959 y en sus comienzos su obra siempre reflejó el sufrimiento del campo andaluz. Estaba casado y tenía dos hijos.

En la década de los cincuenta recibió formación académica en las Escuelas de Artes y Oficios y Superior de Bellas Artes y fue distinguido como Sevillano del Año en la Cadena SER en 1980, siete años antes de que recibiera el premio de la Fundación Focus por la colección 12 espadañas de Sevilla.

También fue reconocido con el premio de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla y trabajó en la investigación dirigida por José Raya Téllez sobre arte y compromiso social.

Algunas de sus últimas exposiciones fueron Girasoles secos, donde se centró en la naturaleza más cercana, y Huerto de Mari Paz, en la que reflejó su universo más íntimo y familiar, y que pudo verse en la galería sevillana Birimbao en 2014.

Sin embargo, sus obras más reconocibles hacen referencia al realismo social de la posguerra, cuando reflejó a los campesinos y la desesperanza de los jornaleros. Se trata, en su mayoría, de grabados que Cuadrado realizó durante los cuatro años que pasó en la cárcel, condenado por participar el 1 de mayo de 1963 en una manifestación del Día del Trabajo.