Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por JUAN CARLOS GALINDO
Jane Harper / Novelista

Los crímenes de la Australia vacía

Jane Harper debuta en la ficción con 'Años de sequía', una poderosa novela negra sobre lado oscuro de su país

Jane Harper en Lyon en abril.
Jane Harper en Lyon en abril.

Hay una Australia vacía, con amplios e inhóspitos parajes que disfrutan y sufren al tiempo de un clima extremo, de una naturaleza indomable. Lugares alejados del glamour de Melbourne, de la imagen de éxito modelo California con la que Australia se muestra al mundo. Lugares claustrofóbicos, ahogados por el calor, donde el alcohol, la frustración y la violencia son ingredientes del día día. Este es el escenario elegido por Jane Harper para situar Años de sequía (Salamandra Black, traducción de Maia Figueroa), un poderoso debut en la ficción que utiliza la estructura de thriller para ahondar en los grandes problemas de la Australia contemporánea y con el que la autora acaba de ganar el Gold Dagger Award.

La violencia es distinta en estos ámbitos rurales, cerrados, que hay igual en España, en Australia o en Texas

“Comunidades donde la gente no se fía del prójimo y donde hay odio y resquemor se encuentran en cualquier parte, pero yo quería situar la novela en Australia. Allí, el clima es esencial y las familias luchan mucho, en un ambiente muy aislado, para salir adelante. Son como la frontera con un mundo inhóspito, zonas aisladas, en las que la gente está a expensas del clima, donde no hay mucho que hacer”, contaba Harper a EL PAÍS en el Quais du Polar de Lyon a principios del pasado mes de abril.

Aaron Falk, policía de Melbourne dedicado a estafas financieras, vuelve a su pueblo natal en medio de la estepa, un lugar asolado por una sequía interminable. Allí decide investigar el brutal asesinato del granjero Luke, su mujer y su hijo pequeño e ir más allá de la tesis oficial: que, amargado por la sequía y ahogado por la crisis financiera, el que fuera su mejor amigo decidió matar a su familia y quitarse de enmedio. Las pesquisas chocan con el desprecio de los lugareños hacia quien se fue a triunfar a la ciudad, con los silencios cómplices o amargados del entorno de las víctimas y con los errores y secretos del pasado del propio protagonista.

Comunidades donde la gente no se fía del prójimo y donde hay odio y resquemor se encuentran en cualquier parte

Dos comparaciones surgen de manera inevitable al leer y hablar de Años de sequía. Por un lado el Lejano Oeste americano, del que Harper tampoco es una entusiasta; por otro, los mitos oscuros y violentos de la España rural, de esa España vacía tan en boga y ante la que la autora australiana se muestra fascinada. Y ahí, con una sonrisa que raras veces desaparece de su rostro, Harper reflexiona: “Quizás la violencia es distinta en estos ámbitos rurales, cerrados, que hay igual en España, en Australia o en Texas. Hay una presión extra y son lugares en los que no es fácil hablar de ello, buscar ayuda, y eso crea la tormenta perfecta”.

Harper, nacida en Manchester (Reino Unido) y cuya familia se trasladó a Australia cuando ella tenía ocho años, se vio sorprendida (que no arrollada tal y como se apresura en aclarar), por el éxito de su primera novela, ya traducida a 20 idiomas y que ha gozado de una gran acogida de lectores y críticos en Estados Unidos. “Nunca pensé ni siquiera que iba a ser publicada en Australia. Es extraño y surrealista. Esto era un sueño que empezó con un premio que gané en un curso de correspondencia ”, cuenta con engañoso candor.

Parece que hay un alma inocente que se divierte con todo esto, como si fuera un juego al que mirar de lado, un premio. Sin embargo, tras el idilio inicial con ese curso de escritura la novela se estancó. “En el primer borrador teníamos a los personajes hablando y hablando. Era muy plano, con mucha información de segunda mano, mucho diálogo que no iba a ninguna parte. Fue entonces cuando incluí flashbacks”. Gracias a este recurso, la autora pudo también abordar otra de sus grandes obsesiones: el fardo que suponen nuestros errores pasados. “Antes creía que se podían superar, estaba segura. Ahora ya no tanto. Veo que aunque cambiemos mucho, aunque nuestra vida vaya a otro extremo, tendemos a volver sobre nuestros pasos”.

La novela tiene una fuerza, un tremendismo, del que la autora no fue consciente mientras escribía. “No tuve miedo de ser demasiado oscura, pero mirando hacia atrás sí me siento más emotiva al respecto, veo que es más triste. No la he vuelto a leer, aunque quizás debería hacerlo”, relata esta periodista con gusto por la escritura directa.

Harper tiene que partir, presionada por la agenda estajanovista que marca el mayor festival de novela negra Europa, pero tiene tiempo para añadir, sin sonrisas, una advertencia: “Si hay un sitio donde el cambio climático ya afecta a la vida de la gente, donde realmente ha cambiado ya y todo el mundo puede ver sus efectos ese es Australia”.

COMPRA ONLINE 'AÑOS DE SEQUIA'

Autor: Jane Harper. 

Editorial: Salamandra (2017).

Formato: eBook y tapa blanda (368 páginas).

Por 18,05€ en Casa del Libro