Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“España se ha roto”: cuando los presentadores dejan a un lado el humor

Pablo Motos o Andreu Buenafuente apelan al sentido común en sus programas al hablar de Cataluña

Pablo Motos durante su discurso sobre la crisis catalana.
Pablo Motos durante su discurso sobre la crisis catalana.

"A lo mejor tenemos que admitir que España se ha roto". Pablo Motos no suele mezclar política ni confesiones serias en El hormiguero, el programa que presenta en Antena 3. Este es un espacio que siempre ha hecho gala de tratar de ser amable y que basa su apuesta en el entretenimiento. Un programa influyente con una audiencia alta, que en cada programa suele reunir en torno a los dos millones y medio de espectadores esta temporada. Pero en la noche del lunes Motos pidió permiso para hablar sobre la situación tras el referéndum ilegal en Cataluña y sumarse así a otros presentadores como Andreu Buenafuente o David Broncano, que desde su posición de humoristas han pasado a la seriedad para pedir sentido común ante todo lo que rodea a la consulta catalana del 1 de octubre y a la respuesta gubernamental a la crisis y policial del domingo.

El monólogo de Pablo Motos fuera de lo habitual pareció una respuesta sincera a una situación que tiene a todo el país en vilo. Algo parecido a lo que ha ocurrido en los últimos meses en Estados Unidos con algunas de sus estrellas televisivas más influyentes, como Jimmy Fallon o Jimmy Kimmel, hartos de algunas de las actuaciones del presidente Donald Trump ante graves situaciones o, tras la masacre de Las Vegas, ante la violencia auspiciada por el control que tiene la Asociación Nacional del Rifle en la política de su país.

"Hoy es un día triste", comenzó a decir Motos en el minuto y medio de monólogo, para después relatar diferentes imágenes que se vieron el domingo pasado en las televisiones: "Desde las de unas urnas que estaban llenas de votos antes de que se votase, pasando por las fotos en las que aparece la misma persona votando varias veces, hasta la de la policía pegando de forma brutal a gente ensangrentada". "Son unas imágenes que han dado la vuelta al mundo dando una imagen de nuestro país en guerra. A lo mejor lo estamos. Lo que sí es cierto es que nos estamos peleando unos españoles contra otros españoles", continuó el presentador. "Lo que es seguro es que hoy lamentablemente hay más odio y más violencia que la semana pasada. a mí esto me llena de tristeza, de vergüenza y de miedo también. La democracia es muy frágil y la alternativa a la democracia es un infierno. Deberíamos de bajar todos un escalón, comernos el orgullo y la rabia e intentar poner un poco de sentido común a esto", concluyó Motos.

El pasado 20 de septiembre fue el presentador catalán Andreu Buenafuente el que aparcó el humor y el entretenimiento a un lado para hablar sobre el referéndum y cómo se estaban llevando a cabo las intervenciones policiales para evitarlo: "La cosa está muy crispada. Y yo me pregunto: ¿Dónde está la gracia? En ningún lado". Es habitual que el cómico utilice la política para su monólogo de inicio del programa Late Motiv en el canal de cable #0. Pero ese día decidió que el humor no tenía cabida durante un par de minutos y que tenía que dar su punto de vista, siendo un profesional que vive a medio camino entre Madrid y Barcelona. El programa de Buenafuente no tiene tantos espectadores como el de Motos, pero su figura es conocida por todos y los vídeos del programa tienen miles de reproducciones en YouTube.

"Lo que era un conflicto político eterno, cansino, ahora ya es un conflicto social. La cosa está crispada, muy crispada. Creo que hemos llegado hasta aquí por no escuchar, por no hablar y por no respetar. Por los dos lados. Unos quieren votar; los otros los llaman ilegales y los otros no se dan por aludidos. Siguen y así estamos. No se hablan, no se entienden, se castigan... Y todos sufrimos", dijo Buenafuente. "Vivo en Madrid y vivo en Barcelona. Conozco gente sensata y muy buena en los dos sitios. Lo digo tanto aquí, como cuando estoy allí. No me canso de decirlo y me niego a pensar que esto no tenga solución, como quieren hacernos ver. Es imposible: la tiene. Solo hay que poner ganas, quitar fuerza y poner política", dijo en el monólogo el humorista.

Otro presentador, David Broncano, que estos días precisamente sustituye a Buenafuente al frente de Late Motiv porque este último está de baja médica, también ha querido ponerse serio. En su monólogo del programa del 2 de octubre bromeó con todo lo acontecido el domingo. Pero el día de antes en su cuenta de Twitter, con más de 168.000 seguidores, dejó clara su postura sobre la actuación del Gobierno de Rajoy ante la crisis diciendo que tras muchos "chistes amables" con Rajoy, tenía que decir de forma clara lo que pensaba:

Más información