Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enigmas para romper la rutina

El autor señala 'Recursos inhumanos', de Pierre Lemaitre, y 'Enviada especial', de Jean Echenoz, entre lo mejor de las novedades de novela negra

Enigmas para romper la rutina

Elijo entre lo leído en los primeros meses del año. Ese mundo desaparecido, de Dennis Lehane (traducción de Enrique de Hériz), se sitúa en Florida, en 1943. Personajes históricos y de ficción se ­reúnen allí donde se funden el consejo de administración y la asociación para delinquir. Un gánster reconvertido en lúcido hombre de negocios y consejero de su clan mafioso de siempre se ve de pronto investigando su propio asesinato anunciado y la filtración de un chivato en la familia: la economía tiene su propia rama criminal.

Recursos inhumanos, de Pierre Lemaitre (traducción de Juan Carlos Durán), sucede hoy: un ejecutivo de 56 años, en la indigencia tras cuatro en el paro, aspira por fin a un trabajo. El proceso transformará al padre de familia ejemplar en bicho impredecible: “Nos robaron la confianza en nuestra propia vida, nuestra seguridad, nuestro futuro”. La economía vigente se revela como violencia. Un empleo es un privilegio feudal que concede el empresario. La liquidación de puestos de trabajo asume la forma de secuestro múltiple: las relaciones laborales son un juego de rol.

La literatura policiaca tiene prestigio de documento, de crónica social, pero Enviada especial, de Jean Echenoz (traducción de Javier Albiñana), sustituye la fidelidad a la realidad transmitida por los medios, propia de la novela negra dominante, por la fidelidad a la irrealidad verdadera de los tebeos y la viejas películas de espías: los servicios secretos franceses raptan a una treintañera conectada con la música pop y la mandan a desestabilizar Corea del Norte. Echenoz hace para escribir su novela de acción todo lo que no admite una novela de acción. Por ejemplo: divagar sobre la diversión en los cementerios o el sexo de los elefantes. Rompe la rutina negra de modo distinto al de Lemaitre. Es grande.