Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El taller de restauración, protagonista de la Cátedra del Museo del Prado

Es la primera vez que estará dirigido por un grupo de profesionales de la misma pinacoteca

Herlinda Cabrero, una de las restauradoras de pintura del Museo del Prado, esta mañana en el taller de restauración.
Herlinda Cabrero, una de las restauradoras de pintura del Museo del Prado, esta mañana en el taller de restauración.

En el taller de restauración todo va sobre ruedas. Esta metáfora y realidad la usaban esta mañana los responsables de esta área durante la presentación de la Cátedra 2017 del Museo del Prado, titulada El Taller de restauración de pintura del Museo del Prado: tradición e innovación. Metáfora por cómo funciona el departamento y realidad porque todos los elementos: caballetes, lámparas, sillas… se mueven a través de ruedas. Sobre estás anécdotas y, por supuesto, otras materias más técnicas versará la Cátedra en esta edición.

Por primera vez estará dirigida por un grupo de profesionales del museo y no por una sola figura de reconocido prestigio dentro del mundo del arte. Este aspecto colectivo manifiesta la unidad de criterio y de procedimiento del equipo de restauración, un total de 10 profesionales dedicados a pintura –el segundo grupo más grande del mundo por detrás del Hermitage, según afirmaban los profesionales del Prado-, que se verá apoyado por otros técnicos como los que trabajan en el laboratorio de análisis.

La idea de dar este giro en el concepto a la Cátedra del Prado surgió del exdirector de la pinacoteca, Miguel Zugaza, y de su entonces director adjunto de conservación y hoy director Miguel Falomir. Ambos se lo plantearon a Enrique Quintana, coordinador jefe de restauración y documentación técnica, quien acogió muy bien la idea. Entre los tres acordaron acotarla al área de restauración de pintura, para no dispersarse con la dedicada a escultura o a artes decorativas.

Desde octubre

La Cátedra consiste en una serie de conferencias que tendrán lugar los jueves de octubre y noviembre y unos seminarios restringidos a 20 becarios, jóvenes profesionales que no superen los 35 años y que posean una titulación vinculada con los contenidos del curso. El plazo para solicitar esta beca se abrirá el 1 de junio.

Los profesionales de la pinacoteca, muy valorados a nivel internacional por su gran experiencia con obras de grandes maestros como Tiziano, Goya, Velázquez, Rubens… que impartirán las charlas y talleres tratarán temas como la historia y los materiales de la pintura, la técnica de los tapices de Goya desvelada a partir de su restauración, la complejidad de los materiales modernos o la historia del taller de 1819 a 1950.