Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Natalia, te vamos a echar de menos”

El alcalde de Almagro desvela, sin quererlo, que la directora del Festival Internacional de teatro clásico se irá tras la 40ª edición

La directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Natalia Menéndez, el pasado miércoles, en su despacho en Madrid.
La directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Natalia Menéndez, el pasado miércoles, en su despacho en Madrid.

"Natalia, te vamos a echar de menos", una inesperada frase del alcalde de Almagro (Ciudad Real), Daniel Reina, ha abierto la posibilidad de que la directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Natalia Menéndez, abandone el certamen cuando finalice la 40ª edición, que se celebrará del 6 al 30 de julio, y que fue presentada hoy, jueves, en el Teatro María Guerrero de Madrid. Aunque después del acto Menéndez no ha querido confirmarlo, todo apunta a que esta será su última vez al frente del festival, la octava desde que llegó en febrero de 2010.

Esto se explica porque, en varias ocasiones, la directora teatral y actriz madrileña (1967) había manifestado que su principal objetivo era sanear la deuda de 1,5 millones de euros que tenía Almagro cuando se hizo cargo del festival, y que cuando ello ocurriera, se pensaría si seguía al frente. El pasado 31 de diciembre se consiguió por fin dejar la deuda a cero, gracias a la implicación de los patronos del festival: el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), dependiente del Ministerio de Cultura, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación Provincial de Ciudad Real y el Ayuntamiento. Almagro cuenta para 2017 con un presupuesto de 1.570.060 euros, un 1,82% superior a 2016, cuando Menéndez amenazó con irse si los patronos no aumentaban su aportación al presupuesto.

De esta forma, enjugada la deuda, Menéndez tiene vía libre para poder retomar lo que más ansía: la dirección dramática. Aplazado el anuncio de su decisión a que acabe el festival, Natalia Menéndez desgranó hoy la programación de la que calificó como “la edición más internacional de Almagro”, con compañías de 13 países, en un certamen que tendrá a Alemania como “invitado de honor” y a Israel como debutante. El lema de este año es Respira festival, porque “prácticamente no habrá un momento sin actividades”, y para el cartel se ha escogido una foto, obra de la autora manchega Cristina García Rodero, de una mujer de espaldas con unas pequeñas alas, titulada Alas de la creación.

En una veintena de espacios, Almagro acogerá 102 representaciones de 55 espectáculos, que subirán a escena 50 compañías, 36 de ellas españolas, procedentes de nueve comunidades autónomas. El número de espectadores rondará los 60.000, anticipó el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo. Con 25 estrenos, 14 absolutos y 11 nacionales, la directora del festival destacó el de La dama duende, de Calderón de la Barca, dirigido por Helena Pimenta y que representará en el Hospital de San Juan la Compañía Nacional de Teatro Clásico del 6 al 16 de julio.

Una adaptación más alternativa de un clásico será Las verdaderas aventuras de Don Quijote de La Mancha, en el Corral de Comedias, un espectáculo de marionetas de coproducción hispanocanadiense, del 7 al 9 de julio. En ese mismo espacio del siglo XVII podrá verse una comedia a ritmo de hip hop, La Calderona. The Remix, sobre los amoríos de la célebre actriz con el rey Felipe IV. Otro montaje novedoso de un clásico será el Romeo y Julieta de la compañía mexicana Los Colochos, que ambienta la tragedia de los amantes entre dos familias indígenas enfrentadas. Fuera de las paredes de los teatros, habrá 24 eventos gratuitos, entre los que sobresale el espectáculo nocturno en la jornada inaugural, el 6 de julio, en la Plaza Mayor de Almagro, con música y las voces de 40 grandes actores españoles.

Habrá un gran protagonismo para los actores en una edición que entregará el XVII premio Corral de Comedias a José Sacristán por su excepcional carrera y se homenajeará a los tres intérpretes que más veces se han subido a las tablas en el festival almagreño: Joaquín Notario, Pepa Pedroche y Arturo Querejeta. La directora también subrayó que para esta ocasión se va a editar un libro que recoge los 40 años de trayectoria.

La edición 40 tendrá además un motivo de fiesta tras la concesión, el pasado lunes, del premio Max a la Contribución a las Artes Escénicas al festival de Almagro por “acercar el patrimonio cultural del teatro clásico a las nuevas generaciones”. Será, probablemente, uno de los últimos actos públicos de Menéndez como responsable del certamen, cuando recoja el galardón en la gala del 5 de junio. Poco después, dejará los calurosos julios de Almagro para volver a dirigir y actuar porque, como le gusta decir citando a Billy Wilder: “Tienes que tener un sueño para levantarte por la mañana”.