Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diana Krall, jazz y Navidad, la unión perfecta

EL PAÍS publica el domingo 18 'Christmas Songs', una revisión de los clásicos desde la voz de la artista canadiense

La cantante Diana Krall.
La cantante Diana Krall.

El amor por la música le viene a la canadiense Diana Krall de ascendencia. Su abuelo era un inmigrante europeo que cruzó el Atlántico con poco dinero pero que tenía un piano. En una entrevista con El País Semanal con motivo del lanzamiento de su último álbum, contaba que siempre recordaba a su abuelo sentado al piano y poniendo música a las veladas familiares. Ahora, con EL PAÍS lanza un álbum dispuesta a amenizar la que seguramente sea una de las épocas con más noches en familia del año, para bien o para mal, la Navidad. Christmas Songs viene acompañado de un libreto y se pone a la venta con EL PAÍS el domingo 18 de diciembre.

Jazz en el quiosco

Diana Krall, jazz y Navidad, la unión perfecta

Christmas Songs sale a la venta el próximo 18 de diciembre y se podrá adquirir con el periódico por 9,95 euros. Se trata de un libro-disco con 12 clásicos navideños y textos de periodistas especializados. Permanecerá cuatro semanas a la venta en los quioscos.

La ganadora de cinco grammys y autora de 12 discos de los que se han vendido más de 15 millones de copias en todo el mundo realiza en este trabajo una revisión de algunos clásicos navideños desde su particular visión del jazz: ese que encandila a aficionados de este género. Melodías ya reconocidas por todo el público como Let it snow, Jingle Bells, Santa Claus is coming to town (interpretada también en su momento por Bruce Springsteen) o White Christmas se mezclan con otros temas menos populares pero igual de encantadores como Christmas time is here o Winter Wonderland (versionada por Eurythmics en 1987).

El jazz y la Navidad conforman una unión casi perfecta. Una música diseñada para despertar los buenos propósitos y dejarse llevar, interpretada en esta ocasión por la voz suave y potente al mismo tiempo de Krall y por su magia al piano. “Un disco navideño de Diana Krall tenía que llegar como algo natural y conviene celebrarse como un pequeño gran momento para el género”, escribe el periodista Fernando Navarro en el prólogo del libro que acompaña al álbum.

Los encargados de acompañar a Krall en este disco son los componentes de la Clayton-Hamilton Jazz Orchestra, una banda nacida en Los Ángeles en 1986 que ha acompañado a grandes artistas como Charles Aznavour y que ha obtenido una nominación al Grammy. El libreto incluye una guía de las 12 canciones en la que se explica lo que supusieron cada una de ellas cuando se lanzaron y el toque personal de la intérprete en esta grabación.

Krall comenzó su carrera de éxito en los 90 y pronto consiguió el reconocimiento gracias a su capacidad de hacer un jazz cercano al público. Tal y como escribe Carlos Pérez de Ziriza en el libro-disco: “Un éxito global que obedeció no solo a su extraordinaria habilidad para licuar los dictados clásicos del jazz, sino también a su pericia para colindar con estilos cercanos al pop, y revestirlo todo con el encanto y la imagen de una personalidad que parecía nacida para triunfar”.