Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cálido y espacioso otoño

La voz y la guitarra de David Crosby brillan en 'Lighthouse', destilado de su arte y confirmación de su reactivada carrera solista

David Crosby en una imagen de 1999.
David Crosby en una imagen de 1999. AP

Con Crosby, Stills & Nash separados, quizá esta vez sí, para siempre, y tras firmar el segundo y el tercero sendos discos en 2016 (Stills con su grupo, The Rides), la carrera en solitario de David Crosby toma velocidades imprevistas. Nadie podía imaginarle publicando otro trabajo de canciones nuevas solo dos años después de Croz, en el que le echaba una mano su hijo y compañero de banda (CPR), James Raymond, a la hora de componer y producir. Las obras de Crosby como solista siempre han sido con cuentagotas y de larga elaboración. Este Lighthouse, tranquilo, minimalista y poco manoseado, apenas necesitó doce días para grabarse. Un empeño personal de Michael League, socio clave en el fulgor del citado faro.

Un cálido y espacioso otoño

Artista: David Crosby

Disco: Lighthouse

Sello: GroundUP Music / Verve

Calificación: 8 sobre 10

El líder de la jam band Snarky Puppy (ojo a sus dos recientes y muy recomendables entregas desde el sello Impulse!) escribe con Crosby cinco de los nueve temas y produce sabiamente, sin interferir en la esencia de uno de los iconos del folk-rock de la Costa Oeste. Este llega hondo con el sencillo de apertura, Things we do for love (nada que ver pese al título con el hit de 10cc), la voz ligeramente macerada a sus 75 primaveras pero emocionante en el estribillo.

El álbum respira en cada corte, todos largos y espaciosos. Reina en ellos la guitarra acústica del protagonista con afinaciones proclives a la aventura. League opera también a las seis cuerdas además de manejar el bajo. Que nadie busque la batería: solo encontrará contadas pinceladas de piano (Bill Laurence) u órgano (Cory Henry). Y armonías maravillosas, claro.

Hay momentos no conseguidos, como la exagerada desnudez de Drive out to the desert o la letra algo moñas de Paint you a picture (alegra, en cualquier caso, ver activo a su coautor, Marc Cohn, tras sobrevivir a un disparo en la cabeza). Pero el conjunto representa, sin duda, el segundo momento más álgido en la discografía de Crosby firmada solo con su nombre.

Su guitarra, que embruja en The us below, se entrelaza en Look in their eyes con el bajo en un groove de sabor afroamericano. Y si ahí aborda la realidad de la inmigración estableciendo un call & response con el coro, tampoco le faltan tintes sociales a Somebody other than you. Su estructura poco convencional es otra de las cualidades del Crosby compositor, bien representada en el disco. De esa combinación de clamores y susurros se pasa a otra juguetona, The city, con guitarra u órgano vacilándose sucesivamente con las voces.

Dos de las cimas emergen al final. La mezcla de decisión y dulzura con la que canta el cofundador de The Byrds y la calma que inyecta el órgano convierten What makes it so? en una delicia. Lo es también By the light of common day, compuesta e interpretada a medias por Crosby y la cantautora Becca Stevens (próxima, igual que la corista Michelle Willis, al círculo de Michael League y Snarky Puppy). Sus más de seis minutos pasan como un suspiro y culminan una entrega que no derriba de su altar intocable a If a could only remember my name (1971), la ópera prima del ahora mucho más reposado y saludable Crosby, pero sí deja un regusto a un otoño tan cálido como el que este año hemos vivido.

COMPRA ONLINE 'LIGHTHOUSE'

Artista: David Crosby.

Sello: Universal Music (2016).

Formato: CD y vinilo. 

Desde 16,52€ en Amazon