Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival EÑE explora la literatura como el antídoto de las consignas

Marta Sanz presenta la octava edición del certamen, que reúne en Madrid a 90 escritores

La escritora y directora del Festival Eñe, Marta Sanz, en el centro.
La escritora y directora del Festival Eñe, Marta Sanz, en el centro.

“La literatura sirve porque enemista y reconcilia. Porque no siempre es una reunión de gente encantadora, un encuentro de tupper-sex. Porque separa el grano de la paja, la lucidez de los eslóganes publicitarios”. La voz de Marta Sanz, directora de la octava edición del festival literario Eñe, reverberó esta mañana en la presentación del festival en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. “Porque cura el Alzheimer, pone nombre, desasosiega. Estimula el pensamiento. Y va despacio”. La escritora, última ganadora del premio Herralde, leyó el manifiesto literario que guiará la cita, que se desarrollará este fin de semana y contará con más de 40 actividades en las que participarán unos 90 escritores.

En la mesa de presentación del festival, acompañó a Sanz Alberto Anaut, director del centro cultural La Fábrica, impulsor del festival desde hace ocho años. También se sentaron escritores como Luisgé Martín (director de la Revista Eñe), Berna González Harbour o José Ovejero, que señaló el cambio de eje que se produce en los festivales, “que antes eran lugares a los que la gente iba, y ahora, cada vez más, eventos que tratan de llegar a la gente”. Este es uno de los puntos clave de la cita de este año. “Además de la cultura oficial, tiene que estar presente la cultura de barrio”, confesaba sus intenciones Sanz. “Esa cultura que metaboliza a pequeña escala los grandes fenómenos, y dinamiza los pequeños núcleos de gente”

El festival, que se desarrollará este viernes y sábado, contará con más de 40 actividades, como tablas cuadradas, en vez de mesas redondas, como la que compartirán Christina Rosenvinge y David Villanueva con Carlos Zanón y Fran G. Matute; ciclos sobre imágenes y palabras, un encuentro de editores en busca de autor, un concurso de tuits literarios, la feria de editores independientes, o diversas exposiciones y representaciones teatrales. También habrá espacio para la música y el cómic.

Marta Sanz.
Marta Sanz. EFE

El Festival Eñe, que nace de la revista Eñe (que la Fábrica empezó a sacar en 2005), ha ido creciendo durante estos últimos ocho años, desde los 4000 asistentes de su primera edición hasta los 8000 de la pasada. EL PAÍS, que también participa en el evento, estará presente con dos charlas. Una el viernes entre Antonio Caño y José Álvarez Junco, que hablarán sobre la figura del periodista como historiador del presente, y el sábado con Benjamín Prado y Jesús Ruiz Mantilla, debatiendo sobre la conveniencia (o no) de darle el Nobel de Literatura a Bob Dylan.

“Es una gran oportunidad para pensar colectivamente los dilemas que llevo tiempo pensando en mis novelas”, asegura Sanz. “Aprovechar este momento crucial para la cultura, cuando parece que se desprestigia el conocimiento. Unir fuerzas frente a la incertidumbre”. Manuel Gutiérrez Aragón, Vicente Molina Foix, Laura Freixas, Javier Maqua, Pilar Adón, Luisgé Martín, Sergio del Molino, Remedios Zafra, Lorenzo Silva. Son solo algunos de los 90 nombres que participarán en el festival. Este fin de semana, Madrid se escribe con virgulilla.

Alberto Anut, Laura Manzano, Marta Sanz, José Ovejero y Bena González Harbour. ampliar foto
Alberto Anut, Laura Manzano, Marta Sanz, José Ovejero y Bena González Harbour. EFE