Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional aplaza el fallo sobre los toros en Cataluña

Barcelona “se blinda” contra las corridas ante la posibidad de que el tribunal estime que el Parlament no es competente para prohibirlas

El torero catalán Serafín Marín llevado a hombros por la Gran Via de Barcelona en 2010.
El torero catalán Serafín Marín llevado a hombros por la Gran Via de Barcelona en 2010. EFE

El Tribunal Constitucional ha aplazado el debate sobre el recurso presentado por el Grupo Popular del Senado contra la decisión del Parlament catalán, adoptada el 28 de julio de 2010, de prohibir la fiesta de los toros en esa comunidad autónoma. En un principio, estaba previsto que el tribunal se pronunciara en el pleno de esta semana. Pero, finalmente, el debate sobre la ponencia, encargada a la magistrada Encarnación Roca, no se ha producido, y el asunto se abordará en un pleno posterior.

Según fuentes jurídicas, la ponencia estima que el Parlament no es competente para legislar sobre la prohibición del espectáculo en virtud de la ley estatal de Patrimonio, entre otras muchas cuestiones que plantea el recurso. No obstante, el contenido de la ponencia puede ser modificado una vez se someta a discusión.

En cualquier caso, la alcaldesa de Barcelona ya ha tomado cartas en el asunto, antes de que se emita definitivamente la sentencia. Barcelona “se blindará para mantenerse como ciudad antitaurina, tal y como se declaró en 2004”, seis años antes de que el Parlament prohibiera las corridas, según señalan fuentes municipales. Así de contundente se muestra el consistorio barcelonés que capitanea la alcaldesa, Ada Colau, que asegura llevar casi un año trabajando con vistas a la publicación de la sentencia del Constitucional.

Informe jurídico

Más allá de la declaración institucional 2004, en 2014, la ordenanza municipal de animales prohibió los espectáculos “taurinos de cualquier modalidad, que se celebren dentro o fuera de las plazas de toros”, una coletilla que dejaba fuera también los Correbous.

Con estos precedentes, el gobierno de la ciudad encargó hace un año un informe conjunto a los servicios jurídicos y el Departamento de Protección de los Animales. Un informe en el que también ha participado la abogada animalista Anna Mulà, que trabajó activamente en la prohibición de los espectáculos con animales en la ciudad.

El consistorio no revela las conclusiones de su informe jurídico, pero asegura que cuenta con un “argumentario jurídico, donde se planean las distintas alternativas que el Ayuntamiento puede emprender para blindar la ciudad ante las corridas”. Estos argumentos son el as en la manga, explican las mismas fuentes. “Para determinar cuál de las alternativas es la que batallaremos, primero hay que conocer el contenido de la publicación de la sentencia”, mantienen.

Por su parte, el partido animalista, PACMA, anunció ayer que empezará una campaña para lograr la abolición de las corridas de toros en toda España. Tras las filtraciones sobre la ponencia de Constitucional, la formación empezará esta tarde las movilizaciones con una manifestación ante La Monumental, en Barcelona. Bajo el lema Misión Abolición, el PACMA logró 286.000 votos en las últimas elecciones.