Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roca Rey causa baja en Bilbao

El peruano no se ha recuperado de su percance en Málaga y le sustituirá otro joven, Ginés Marín

Roca Rey, llevado a la enfermería por segunda vez tras la cogida sufrida ayer en la plaza de La Malagueta.
Roca Rey, llevado a la enfermería por segunda vez tras la cogida sufrida ayer en la plaza de La Malagueta. Efe

El diestro peruano Andrés Roca Rey no podrá presentarse como matador de toros en Bilbao mañana miércoles debido a que no se ha recuperado de la fuerte voltereta que sufrió el pasado jueves en Málaga, y será sustituido por Ginés Marín, otro joven promesa del escalafón, que llega con el aval de sus buenas actuaciones en Santander y Vitoria.

Así el cartel del miércoles queda conformado por Morante de la Puebla, Diego Urdiales y Ginés Marín ante toros de Alcurrucén.

Roca Rey comunicó ayer su decisión a la Junta Administrativa de la Plaza de Bilbao después de visitar al neurólogo, quien le recomendó seguir guardando reposo porque constató que todavía hay inflamación en el cerebro y el jueves deberá volver a pasar una revisión. El torero continúa con pequeñas pérdidas de memoria. Además, el percance le produjo un fuerte golpe en el abdomen, que le limita su normal movilidad de las piernas.

La cogida se produjo el pasado jueves en la feria de Málaga, cuando toreaba de muleta al tercer toro de Garcigrande, que le volteó de forma aparatosa, impactando en el abdomen y se quedó conmocionado. El torero volvió al ruedo y firmó una buena faena antes de sufrir un desmayo tras fallar en la suerte suprema, lo que le obligó a quedarse en la enfermería y fue Morante de la Puebla quien lidió su segundo astado. El sábado pidió el alta voluntaria para comenzar la recuperación en su domicilio de Sevilla, pero los problemas neurológicos son los que más están preocupando a los médicos y los que le obligan a no reaparecer de forma apresurada.

El peruano, que en la pasada Aste Nagusia, abrió la puerta grande de Vista Alegre como novillero, es el principal atractivo de la semana taurina de Bilbao, ya que está anunciado también para el viernes, en el cartel del día grande, junto a López Simón y José Garrido, pero hasta pocas horas antes ni se sabrá si estará recuperado.

Además, este percance le ha hecho perderse ya los compromisos de Sanlúcar de Barrameda, Cuenca y Bilbao, mientras que el jueves está anunciado en Almería, el viernes en Bilbao, el sábado en San Sebastián de los Reyes y el lunes en Colmenar Viejo.

Su sustituto, Ginés Marín, andaluz de nacimiento pero extremeño de formación taurina, tiene su oportunidad dentro de la apuesta de los gestores bilbaínos por acartelar a nuevos valores que revolucionen el escalafón. Marín, apoderado por José Cutiño, con el potente apoyo de la FIT, era uno de los posibles recambios, ya que cuando se presentó la feria bilbaína en mayo, los rectores de Vista Alegre reconocieron que era uno de los toreros barajados que se habían quedado fuera.

Esta será la segunda sustitución prevista en la presentes Corridas Generales, debido a que para el mano a mano del jueves el linarense Curro Díaz, quien abrió la puerta grande de Las Ventas el pasado Domingo de Ramos, ocupará el lugar del lesionado Manuel Escribano, aún convaleciente de una cornada sufrida en junio en Alicante.

Si no se recuperase Roca Rey para el viernes, el cartel de jóvenes podría completarse con el sevillano Javier Jiménez, que el domingo triunfo en Madrid y que dejó un buen sello en Pamplina.

Más información