Verónica Echegui en las dos orillas

La actriz madrileña protagoniza 'Me estás matando, Susana' junto a Gael García Bernal

Fotograma de 'Me estás matando, Susana'
Fotograma de 'Me estás matando, Susana'Videocine

En Vida con mi viuda (2004), una de las últimas novelas de José Agustín, el escritor mexicano narró la historia de un cineasta que decide fingir su muerte tras encontrarse a un tipo idéntico a él. A partir de ahí, el personaje, Onelio de la Sierra, decide convertirse en testigo de lo que desencadena su fallecimiento. Fascinado con el espectáculo de la pérdida ajena, reflexiona sobre su vida con Helena, su viuda.

La penúltima obra del autor nacido en Acapulco, Guerrero, retorna a una de sus obsesiones: el matrimonio. Veinte años atrás, José Agustín había escrito sobre las relaciones de pareja en Ciudades desiertas, un libro que tuvo bastante éxito cuando fue publicado en 1982. Elena Poniatowska dijo que se trataba de la “primera novela verdaderamente antimachista escrita en México”.

La adaptación cinematográfica de Ciudades desiertas llega a las pantallas mexicanas este viernes. Nombrada inexplicablemente Me estás matando, Susana, está protagonizada por Gael García Bernal y Verónica Echegui. A pesar de llegar más de treinta años después de la publicación de la novela, la cinta de Roberto Sneider es un vigente retrato de las relaciones de pareja modernas.

“No es habitual asistir a un relato así, propone una perspectiva nueva”, cuenta Echegui en una conversación telefónica con EL PAÍS. La actriz madrileña conoció a García Bernal en una prueba de casting que realizaron para una producción estadounidense. Esa cinta no se hizo, pero Echegui, de 33 años, consiguió gracias a la recomendación del actor mexicano embarcarse en el proyecto de Sneider, apenas su segunda cinta latinoamericana tras la hispano argentina Tocar el cielo (2007).

García Bernal y Echegui aportan sólidas actuaciones al melodrama. La química entre ambos funciona a pesar de que el rodaje “tipo guerrilla” se llevó a cabo entre Canadá y México y estuvo interrumpido por periodos largos. Sneider, que ha hecho una exitosa carrera adaptando al cine exitosas novelas locales, permitió a sus protagonistas improvisar mucho. “Con Gael ese trabajo es muy fácil porque las recoge todas y a mí también me gusta trabajar así, viviendo el momento sin saber muy bien qué va a pasar”, dice la actriz. El resultado se observa en varios momentos de la película que no existían en el guion.

Echegui interpreta a Susana, una mujer que decide abandonar a su esposo Eligio (Gael) tras siete años de relación. El hombre, educado en el no puedo vivir contigo ni sin ti, emprende un viaje para recuperarla. La batalla entre los dos por la reconciliación (o la despedida) se da en un ascético e insulso pueblo de Estados Unidos. “El valor de la historia es que incluye el conflicto de la mujer, lo que le sucede a ella con la pareja”, considera Echegui. “No es una cuestión sobre la infidelidad, sino que profundiza y da oportunidad a la mujer”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

A pesar de esto, Echegui considera que la Susana que se ve en la pantalla pierde fuerza comparada al personaje que escribió José Agustín. Poniatowska había destacado en su día que el texto era un “pedestal, un altar donde se había elevado a la mujer”, reconociéndole su “libertad y su espacio creador”. La experiencia le ha servido a la actriz española para confirmar la vieja idea de que es “tremendamente complicado” llevar personajes de las páginas a las pantallas. Además de Ciudades desiertas está por estrenar No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, de la novela de Laura Norton, y se encuentra rodando La niebla y la doncella, de Andrés Koppel, basada en la obra de Lorenzo Silva.

Me estás matando, Susana intentará sortear los retos de la cartelera mexicana, inundada de superproducciones veraniegas de Estados Unidos. Podría parecer sorpresivo, pero el melodrama de Sneider será una bocanada de oxígeno en el cine mexicano, que muchas veces tiene una sobre oferta en historias de violencia cruda. Para Echegui, cuya abuela materna era del Estado mexicano de San Luis Potosí, la cinta será su carta de presentación en el país. “Me parece que México es muy poderoso en el sentido creativo, me encantaría volver a trabajar allá”, agrega.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS