Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cooper corona con su pop pluscuamperfecto el Sonorama

El festival bate su propio récord de asistencia con más de 60.000 personas y más de 140 actuaciones

Escenario principal en la última jornada del festival Sonorama 2016.
Escenario principal en la última jornada del festival Sonorama 2016. EFE

Pasado el vendaval de televisiones, radios y periódicos que ha dejado el paso del Dúo Dinámico por el Sonorama, eclipsando todo lo demás que aconteció en Aranda de Duero, hubo un concierto que debería ser recordado como un gran acontecimiento, aunque forme parte de la letra pequeña de este país. Tenía también incluso mucho de homenaje, pero nada de jugada estratégica con respecto a captar el interés informativo. Homenaje porque en hora punta de la noche del sábado, tras un cabeza de cartel tan demandado como Mando Diao, salió al escenario Alex Cooper, un músico esencial del pop español, aunque lleve sobreviviendo en la sombra más de 25 años como el debutante que nunca acaba de despegar. Pero no. Cooper es un consumado experto, un maestro de las melodías arrasadoras y de los estribillos pegadizos. Y lo demostró con la sexta marcha puesta desde el primer instante.

Acompañado de una banda engrasada como un bólido, el músico recuperó gran parte de su cancionero con Los Flechazos, el que fue su grupo a finales de los ochenta y los noventa que hoy solo es adorado en los círculos melómanos, para abrir una autopista de emociones que llevaba a horizontes lejanos. Lo consiguió con canciones radiantes, como Viviendo en la era pop, Lo conseguí, A toda velocidad, No sabes bailar o Luces rojas, apoyadas en una elegante y poderosa sección de metales. Sonaron como himnos deudores de la parte más eufórica de The Jam o The Kinks. No es ninguna novedad del talento y capacidad de Cooper, pero verle entregado en su revolución mod subido en el escenario del Sonorama, entre tanto nombre más mediático y con su fenómeno fan detrás como Izal o Love of Lesbian, era un espectáculo de primera categoría. Daban ganas de quemar las zapatillas hasta el fin de los días y quedarse afónico hasta la formación de Gobierno en este país, que viene a ser lo mismo. Algunos de hecho lo hicieron, totalmente atravesados e impulsados por ese pop pluscuamperfecto. Qué maravilla. Inmerso en ese concierto parecía que cualquier problema era menor y todo siempre tiene solución.

También fue una buena fiesta la que protagonizó Luis Brea y el Miedo, con su versión de Queen incluida y consiguiendo que los asistentes se sentasen en el suelo a su señal bajo la compañía en el escenario de Zahara. Es Brea un músico que irá para arriba seguro. Se incluye en esa muy interesante y reivindicable letra pequeña nacional por la que apuesta el Sonorama, más allá de sus machadas como la del Dúo Dinámico o la más antigua de Raphael, convirtiéndolo en un festival referencial en España. Conviene no olvidarlo. Fue con Cooper, tratado como cabeza de cartel, con Luis Brea, pero también con la inclusión de Nadia Álvarez, Anaut, Mayor Tom, Perro, Maga, Javiera Mena, Rural Zombies o Shinova, entre otros.

Récord de asistencia

Sonorama Ribera cierra su decimonovena edición batiendo su récord de asistencia con más de 60.000 personas que han disfrutado del festival durante cinco días. Han sido más de 140 las bandas que han pasado por los distintos escenarios del recinto, del camping y del centro de Aranda de Duero.

Más información