LIBROS

Artista del diálogo

La de Maciej Bielawski no es una hagiografía que canonice a Raimon Panikkar y lo lleve al cielo sin hacer pie en la tierra

No es esta una hagiografía que canonice a Raimon Panikkar (1918-2010) y lo lleve al cielo sin hacer pie en la tierra. Es una biografía escrita con rigor, objetividad y sentido crítico, sin concesiones a la cercanía ideológica del biógrafo con el biografiado, pero reconociendo su ingenio a flor de mente, brillantez literaria, originalidad intelectual y permanente creatividad de uno de los filósofos y teólogos españoles más importantes del siglo XX y principios del siglo XXI, que trasciende los límites geográficos patrios y se convierte en figura internacional del pensamiento intercultural.

El detallado recorrido por la biografía de Panikkar, hijo de madre catalana y de padre indio, revela aspectos fundamentales de su personalidad intelectual: visión no dualista de la realidad; encuentro interdisciplinar entre filosofía, teología, espiritualidad y física; hermenéutica diatópica; estilo mito-poiético y pensamiento simbólico; “su andar por mil caminos... en movimiento perpetuo”: Barcelona, Bonn, Madrid, Salamanca, Roma, Milán, India, Munich, Harvard, Santa Bárbara y su destino final, Tavertet, pequeña población catalana donde fundó el Centro de Estudios Interdisciplinares “Vivarium”; sacerdocio y relación con la Iglesia católica; pertenencia al Opus Dei, conflictos internos y abandono de la Obra; matrimonio civil con la filósofa María González-Haba.... En el centro de su reflexión y de su vida se encuentran la filosofía, la cultura y la religión de la India, que estudió en profundidad y dejaron una huella indeleble en su persona: “La India me ha liberado del miedo”, dijo.

Destaca especialmente su obra ingente que el biógrafo polaco Maciej Bielawski agrupa en torno a cinco círculos concéntricos: diálogo y paz; espiritualidad; cristianomía; cosmoteandrismo; ecosofía y teofísica, y compara merecidamente con pensadores como Sankara y Ramanuja, Agustín de Hipona y Tomás de Aquino, Ibn Arabi, Teihard de Chardin y Heidegger. La obra de Panikkar ha influido decisivamente en las distintas tendencias filosóficas y teológicas de nuestro tiempo, sobre todo en la teología interreligiosa con El Cristo desconocido del hinduismo y El silencio del Buddha, y en la filosofía intercultural con Sobre el diálogo intercultural. De ambas fue pionero y uno de sus principales cultivadores. Su pensamiento complejo es estudiado por numerosos investigadores y discípulos, a quienes el biógrafo llama “seguidores de su espíritu”. Espíritu que se caracteriza por la rebeldía pacífica, la concordia discorde, el diálogo dialógico y la presencia ausente.

Biografía y bibliografía se encuentran en perfecta armonía en el filósofo de Tavertet: “su obra es toda su vida...; sus escritos son su autobiografía”. Ambas constituyen un ejemplo de síntesis entre Oriente y Occidente y de vivencia pacifica del pluralismo del sabio retirado los últimos años de su vida nonagenaria en las montañas y en comunión con el cosmos. Panikkar fue habitante de distintas culturas y religiones. Según confesión propia, en su vida confluían cuatro grandes ríos: el cristiano, el hindú, el budista y el secular. “Sin diálogo, el ser humano se asfixia y las religiones se anquilosan”, escribió. Con razón ha sido definido como “artista del diálogo”.

Panikkar. Maciej Bielawski. Traducción de Jordi Pigem. Fragmenta. Barcelona, 2016. 359 páginas, 24 euros

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS