Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Àlex Rigola, nuevo director de los Teatros del Canal

Autor de espectáculos muy impactantes, el creador catalán es uno de los más vitales e internacionales de la escena actual

El director de teatro y ópera y autor Àlex Rigola(Barcelona, 1969) es el nuevo director de los teatros del Canal de Madrid. Rigola, que estuvo al frente del Teatre Lliure desde marzo de 2003 hasta verano de 2011, cuando fue relevado por Lluís Pasqual, y dirige la sección de teatro de la Bienal de Venecia desde 2010, es uno de los creadores más internacionales de nuestra escena y es ampliamente reconocido como uno de sus directores más innovadores. Rigola contará con la actriz y directora Carlota Ferrer en la dirección artística del Canal. Entre sus numerosos montajes figuran algunos tan impactantes como la versión escénica de la monumental novela 2666 de Roberto Bolaño, traducida en un espectáculo de más de cinco horas y estrenada en 2007, Nixon-Frost, de Peter Morgan, sobre la entrevista que remató al mentiroso presidente, o su reciente y aplaudida versión de El público de Lorca.

Rigola, que se graduó en interpretación por el Institut del Teatre de Barcelona y empezó como actor, se ha atrevido con el registro completo del teatro mundial y ha llevado a escena, siempre con un estilo muy personal caracterizado especialmente por una estética contemporánea y un uso habilísimo de las proyecciones, el vídeo, la danza y sobre todo la banda sonora, grandes clásicos de Tennesse Wiliams, Eugene O’Neill, Alfred Jarry, Georg Büchner, Brecht o Eurípides. Ha frecuentado también a Shakespeare con montajes impactantes de Tito Andrónico (uno de los que le granjeó fama por su sorprendente radicalidad, en 2000), Julio César y Coriolano (su trilogía romana), Macbeth (MCBTH, 2012) y Ricardo III (Ricardo 3º, 2005). Tom Stoppard y David Mamet figuran asimismo entre los dramaturgos que ha elegido para representar. El año pasado se atrevió a llevar a escena, en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), Incerta Glòria, la gran novela sobre la Guerra Civil de Joan Sales. Entre sus montajes más populares figura su versión de Maridos y mujeres de Woody Allen. En ópera ha dirigido El holandés errante o Madama Buterfly. Entre sus proyectos figura la temporada que viene un Ivonov de Chéjov en el Lliure (abril).

La irrupción de Rigola en la escena catalana –y luego en la del resto de España-, apoyado por un elenco de jóvenes intérpretes que se han consolidado como algunos de los nombres más interesantes de la escena del país, supuso una bocanada de aire fresco en los escenarios. El encuentro con el Lliure significó un hito en su carrera y una etapa de sorprendente cambio e inyección de nueva vitalidad en el colectivo, sumido entonces, tras la muerte de Josep Montanyès y la renuncia de Pasqual, en una crisis de dirección y modelo. La estampa del director llegando al Lliure en su motocicleta Harley Davidson vestido de arriba debajo de negro y con botas de vaquero marcaron época, como lo hicieron sus vanguardistas programaciones.

Independiente, de ideas estéticas muy acunadas en el moderno teatro en alemán (Castorf, Ostermeier), que es uno de sus grandes referentes, muy concienciado política y socialmente, abierto a las nuevas ideas, eficiente gestor y excelente conocedor del teatro europeo, Rigola, en lo personal un hombre afable y con sentido del humor , es sin duda una espléndida elección para dirigir un gran centro teatral. Explican fuentes socialistas que los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid PSOE, Podemos y Ciudadanos han pedido siempre que se abra a concurso este cargo pero Cifuentes nunca ha querido.