Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Gran Hermano’ oculto de Miguel Mihura

Manuel Gancedo versiona y dirige 'Milagro en casa de los López', una de las obras menos conocidas del dramaturgo madrileño

Nacho Guerreros y Nuria González durante la representación.
Nacho Guerreros y Nuria González durante la representación.

En la misma época que el público aclamaba Ninette y un señor de Murcia en el teatro de la Comedia de Madrid, otro montaje de Miguel Mihura se desinflaba en la cartelera escénica prácticamente antes de empezar siquiera a rodar. Milagro en casa de los López se estrenó en Barcelona en octubre de 1964, solo un mes después que Ninette, con un reparto encabezado por Mari Carmen Prendes, Pedro Porcel, Ángel Terrón y José Sazatornil. Por aquel tiempo el dramaturgo contaba ya sobradamente con el reconocimiento y el favor de espectadores y crítica. Tampoco fue suficiente. Como las otras cuatro obras que vinieron después de la historia del señor de provincias que viaja a París soñando escapar de la España en blanco y negro, Milagro en casa de los López pasó por la escena sin pena ni gloria. Manuel Gancedo la descubrió hace años y decidió volver a llevarla a las tablas. El resultado, una versión que estará todo el verano en el teatro Reina Victoria de Madrid.

Gancedo, aficionado a Mihura desde la universidad y gran conocedor de su dramaturgia, no averiguó su existencia hasta que dio con un fragmento de ella en la biografía del autor. Cuando, tras una intensa búsqueda, pudo hallar el texto completo, se dio cuenta de cual había sido el motivo del fracaso en taquilla años atrás. "La obra estaba bastante adelantada a su tiempo".

De hecho, en la versión actualmente en cartel una serie de guiños muy contemporáneos llevan a la confusión sobre si pertenecen al texto original o no. A priori todo el mundo piensa que los ha incluido Manuel Gancedo, sin embargo, el director solamente ha adaptado en mayor medida la segunda parte, aportándole algo más de ritmo y eliminando algunos personajes que ralentizaban la trama. "No he convertido la obra en algo moderno. Ya era moderna. Por eso no triunfó", subraya.

Comedia de enredos entre la sátira, el absurdo y el surrealismo, Milagro en casa de los López se sumerge ojo avizor como un Gran Hermano moderno en la rutina del matrimonio formado por Mercedes (Nuria González) y Jerónimo López (Nacho Guerreros). Ricos y excéntricos, viven encerrados desde hace una década en su mansión, acompañados únicamente por sus criados, Teresa (Maika Jurado) y Jacinto (Juan Antonio Molina). La monótona convivencia dinamita su relación hasta casi el límite de la separación, que logran evitar in extremis gracias a una serie de misteriosos y sorprendentes acontecimientos que ellos achacan a un milagro (y el público llega a creérselo). Un inocente deseo al azar, tener gente en la casa como huéspedes, y la providencial llegada de una joven forastera buscando alojamiento, es el detonante de una de las historias más desconocidas de Miguel Mihura.