ESTUDIAR EN ESPAÑA

Así ha sido mi experiencia

Varios estudiantes, que cursan distintos posgrados en Madrid, relatan lo bueno y lo malo de su viaje

De izquierda a derecha, Mariana Molinares (Colombia), Eitan Fried (Chile) y Raymundo Garza (México), en el Instituto de Empresa, en Madrid.
De izquierda a derecha, Mariana Molinares (Colombia), Eitan Fried (Chile) y Raymundo Garza (México), en el Instituto de Empresa, en Madrid.ÁLVARO GARCÍA

Entre muchos destinos eligieron España para estudiar. Luego se fueron a Internet a buscar tutoriales varios para la vida: cómo planificar un viaje, cómo ahorrar dinero, cómo hacer una maleta en 10 pasos, cómo adaptarse a otro país, cómo hacer nuevos amigos en una semana, cómo aprender español en mil palabras, las tres señales definitivas de que el piso que buscas en Internet existe… La primera lección que aprendieron fue que la realidad digital se parece poco a la analógica, al menos en lo referente al mercado inmobiliario de las grandes ciudades españolas, donde están las universidades más demandadas por estudiantes latinoamericanos.

Más información

Más de uno de los entrevistados en este reportaje se encontró con que el piso luminoso y bien diseñado que había alquilado por Internet era un cuchitril, y se vio otra vez vagando con sus maletas por la calles de Madrid (jet lag incluido) a la búsqueda de un sitio mejor. Pero salvo este mal comienzo, en general, su vida de estudiantes en España transcurre sin grandes sobresaltos y se ajusta a lo que ellos esperaban y a lo que aprendieron en los tutoriales de Internet.

Andrés Fernando Morales

País: Colombia. Fecha de llegada: octubre de 2015. Estudia: MBA de Entidades Deportivas, en la Escuela Universitaria del Real Madrid-Universidad Europea

Andrés Fernando Morales (Colombia) y, detrás, Francisco Pedro Cortés-Monroy (Chile).
Andrés Fernando Morales (Colombia) y, detrás, Francisco Pedro Cortés-Monroy (Chile).Álvaro García

Después de más de siete años trabajando en la banca en su país, Andrés decidió dejarse llevar por “su pasión por el fútbol”. “Empecé a buscar lo mejor que hubiera en formación relacionado con el mundo del deporte y me decidí por la Escuela del Real Madrid. No me arrepiento, porque quienes imparten las clases son realmente ejecutivos del club”, asegura.

“He tenido que aprender a volver a vivir sin ingresos y sí, la vuelta a la vida de estudiante puede ser dura, y eso que en Colombia trabajaba y estudiaba a la vez”. Para viajar a España lo vendió todo: “Coche, piso…, perdí muchas comodidades. No fue barato venir”, dice.

Y fue de los que se llevaron la sorpresa cuando se encontró con “el flamante apartamento” que creía haber alquilado en Airbnb. “Las fotos no tenían nada que ver con la realidad, la experiencia no fue buena y el primer mes fue muy difícil. Lo primero que pensé fue que me había equivocado. Me costó, pero luego te adaptas y aprendes”. Ahora ya le gusta casi todo de España. “Menos la tele”, tercia. “Es mala, mucho periodismo de chisme que le saca jugo a todo”.

Su apuesta por España es un desafío porque supone una salida absoluta de lo que él llama “su zona de confort”. “Estoy cambiando de sector, al deportivo, algo nuevo que aún se está profesionalizando”. Pero reconoce que también es una apuesta por sí mismo. “Solo tengo 27 años pero he tenido que crecer muy rápido y me dediqué a cumplir los sueños de mis padres. Hice muchas cosas, pero nunca perdí el deseo de buscar la felicidad”.

Francisco Pedro Cortés-Monroy Ham

País: Chile. Fecha de llegada: febrero de 2016. Estudia: MBA Dirección de Empresas, en la Universidad Europea de Madrid

Le costó encontrar piso y sus primeros días en Madrid los pasó arrastrando la maleta de un hostal a otro y de una casa de un amigo a la de otro. “Soy muy atento y por eso nunca me perdí, aunque en la primera semana tenía que ir sin levantar los ojos del plano del metro”, recuerda.

En su caso, buscaba un programa corto de estudios y la Universidad Europea le permitía hacer la mitad del máster en Chile. “Los profesores que fueron a Chile nos prepararon para esta experiencia, nos adelantaron muchas cosas, así que estaba preparado para el nivel de exigencia”.

Además, le apetecía “hacer una apuesta por Europa” y viajar por el continente. Madrid le fascina porque le parece que la gente tiene mucha “vida social”. “Hay un bar en todas las calles y el horario laboral es más relajado, la gente no se va del trabajo a su casa, antes queda con amigos. En Chile todo es más formal, la gente se ve en los restaurantes, pero aquí quedan en el Retiro”, describe. Reconoce que le costó adaptarse al español de Madrid. “¡Hay muchas palabras diferentes! Pero me fascina vivir aquí, ¡tanto que si me ofrecen algo de trabajo me quedo!”.

Raymundo Garza Belden

País: México. Fecha de llegada: enero de 2015. Estudia: Master in Management, en el IE Business School

“Tenemos muchos nexos culturales y eso hace todo más sencillo. Nunca te sientes muy lejos de tu país”. Raymundo Garza

Vino por “la reputación” del Instituto de Empresa (IE) y Madrid le pareció una ciudad “interesante”, aunque ahora tiene problemas con los horarios: “Todo sucede dos horas más tarde: ¡nunca sabes cuándo vas a comer!”. Hasta el momento su peor experiencia en Madrid fue una noche en un restaurante: “Me robaron el abrigo y tenía en el bolsillo las llaves y el móvil, era invierno y tuve que quedarme toda la noche fuera de casa hasta que llegó el portero. Acababa de llegar y no conocía a nadie en la ciudad”. Después de terminar la carrera y trabajar un año en una consultora, volvió a la vida de estudiante. “Ha sido un esfuerzo venir, pero tenía dos opciones: o venía o abría un negocio, y personalmente prefería hacer el máster, era el momento”. Para Raymundo ha sido “sencillo acoplarse”. “Tenemos muchos nexos culturales y eso lo hace todo más sencillo, nunca te sientes muy lejos de tu país”.

Mariana Molinares

País: Colombia. Fecha de llegada: agosto de 2015. Estudia: Máster in Management en Negocios Internacionales, en IE Business School

Es arquitecta y su decisión de acudir a estudiar a España entrañaba también un giro de timón en su carrera. “Fue una decisión difícil. Trabajaba en Icono Urbano, una de las empresas más reconocidas de Bogotá, y me encantaba lo que hacía”, comenta. A favor en la balanza pesaba su deseo de emprender en un campo nuevo que podría “fusionar” con su formación anterior para “generar valor” y seguir avanzando profesionalmente.

Mariana advierte de que la información que aparece en Internet sobre los pisos de alquiler “a veces no es veraz”. “En mi caso tardé más de lo que tenía previsto, no es tan fácil encontrar casa en Madrid en agosto”, dice.

“Es difícil acabar de conocer Madrid, cuanto más creo que la conozco me doy cuenta de todo lo que me falta por conocer”. El reto para Mariana está siendo adaptarse a otro campo de estudio, pero asegura que “progresivamente” se le hace “más fácil cada día”.

Cree que Madrid es una ciudad que se lo pone muy fácil al recién llegado. “Es increíble lo rápido que te adaptas, estoy fascinada con su cultura y con la gente, que es muy amable”.

Eitan Fried

País: Chile. Fecha de llegada: enero de 2016. Estudia: MBA, en el IE Business School

“Lo que más me gusta es ver cómo la gente disfruta de los lugares públicos. Lo que menos, la situación política”. Eitan Fried

Con solo tres meses en España ya está recomendando el país a sus amigos. “¡Es todo un privilegio estudiar y vivir aquí!”, dice y agrega: “España tiene una ubicación estratégica que permite estar en solo unas horas en las principales ciudades europeas. Además, el ecosistema local es potente y atractivo y se pueden generar oportunidades de negocio”. El “prestigio” de IE Business School fue la razón “determinante” que lo llevó a Madrid a pesar de que el idioma español puntuaba en el lado negativo: “Aunque me facilita bastante la vida hablar mi misma lengua, no supone un desafío para mejorar el inglés”, explica.

“Madrid es mucho más acogedor de lo que imaginaba. Disfruto caminando por las calles, admirando la arquitectura clásica y el buen gusto en general que tienen acá. Me ha llamado la atención no percibir las secuelas de la crisis económica. Con la tasa actual de desempleo imaginaba que vería más problemas. Pero los bares y los restaurantes están llenos”.

“Me gusta mucho ver cómo la gente disfruta de los lugares públicos, haciendo deporte en el parque, tomando unas tapas y unas cañas en algún bar de barrio. Pero no me gusta nada la situación política que está viviendo el país…”, comenta.

La burocracia forma parte de la parte negativa de su experiencia en España. “Los trámites para regularizar la situación legal de estudiante-residente deberían ser más expeditos y flexibles”, apunta. Asegura estar muy a gusto aunque echa de menos a su gente. “También ver el mar cada día y algún que otro marisco de la costa del Pacífico”.

Pedro Malgalhaes

País: Brasil. Fecha de llegada: marzo de 2015. Estudia: MBA en Entidades Deportivas, en la Escuela Universitaria del Real Madrid-Universidad Europea

Este brasileño no sabía español cuando aterrizó en Madrid y ahora es capaz de hablar de modo fluido. “Entender a la gente era más fácil por la similitud del español y el portugués, pero la pronunciación me costaba mucho”. Llegó unos meses antes de que empezaran las clases para aprender el idioma, y está seguro de que fue la mejor decisión.

En su caso, la marca del Real Madrid fue definitiva para elegir universidad. “Es el mejor club de fútbol del mundo y un modelo de gestión”, asegura.

“Tuve una sorpresa positiva con Madrid, es una gran ciudad, lo único que me disgusta es que el campus está muy alejado del centro, pero el transporte público funciona muy bien”.

Pedro reconoce que habla muy rápido y a veces tiene que repetir para hacerse entender, pero en general lo consigue con facilidad. “Y cuando no entiendo yo, pregunto”.

Aunque echa de menos a la familia y a los amigos, cree que España es un país “fácil para adaptarse”. Además, el sistema de estudios de la universidad es parecido al de otros dos MBA que ya hizo en su país. “Si pudiera cambiar algo del programa pondría clases menos teóricas y más análisis de casos reales”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción