Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Ochéntame otra vez’ reúne a los reporteros de guerra de ‘la tribu’

El programa que se emite después de 'Cuéntame cómo pasó' se centra esta noche en los periodistas que cubrían conflictos en los 80 y 90

Una imagen del documental 'Reporteros de Guerra'.
Una imagen del documental 'Reporteros de Guerra'.

Son "una especie casi extinguida que gozó del máximo prestigio profesional en un tiempo en que las guerras todavía las hacían los hombres y a los periodistas se les permitía jugarse la vida para poder contarlas", explica el productor ejecutivo de Ochéntame otra vez, Daniel Gavela. Se trata de la generación de reporteros de guerra que en los años 80 y 90 convirtió la pantalla de televisión en una ventana al mundo para contar los conflictos cerca de los hombres y de las mujeres que los sufrían. Un grupo que se autodenominaba "la tribu" y que protagoniza el programa monográfico que produce Gavela y que se emite esta noche después del capítulo de Cuéntame cómo pasó.

"No se sabe qué son más impactantes, si las imágenes que en su día grabaron y hemos seleccionado de los archivos de RTVE, o el intenso relato que cada uno de ellos hace en el documental, rememorando sus experiencias, varias de ellas vividas en una situación de riesgo límite", afirma Gavela. Allí donde hubiera un conflicto estaban los reporteros de TVE, un equipo de grandes periodistas que se curtieron y se fueron relevando en todas las guerras de la segunda mitad del siglo XX: Vietnam, Oriente Próximo, Balcanes, el Chad, Nicaragua, Irak…

En 'Reporteros de guerra' intervienen Diego Carcedo, Carmen Sarmiento, Jesús González Green, Alberto Vázquez-Figueroa y Arturo Pérez-Reverte, y los reporteros gráficos José Luis Márquez y Manuel Ovalle. Por el capítulo desfilan también nombres míticos para el periodismo español como los de Manu Leguineche, Miguel de la Quadra Salcedo y Manolo Alcalá, los padres de la tribu. “Unir las imágenes de los conflictos que cubrieron los reporteros de guerra españoles con sus recuerdos y sus testimonios ha sido uno de los momentos más emotivos vividos en Ochéntame, afirma, por su parte, Jordi Barrachina, director de este capítulo.

"El día más duro de mi vida"

El documental recopila testimonios sobrecogedores como los de Diego Carcero: "El día más duro de mi vida fue el último día de la guerra del Vietnam: Vi una mujer en la reja de la embajada de los EEUU con su hijo muerto en los brazos y me desmayé", recuerda, rememorando el momento dramático en que era conminado a subirse al último avión que iba a despegar con los periodistas, antes de la caída de Saigón.

"Aquí no vamos a quedar ni uno vivo", recuerda por su parte José Luis Márquez, el único camarógrafo que estuvo en la plaza de Tiananmén la dramática noche del 4 de junio de 1989. La narración detallada que hace Márquez de aquellos días de sangre y fuego que ahogaron la primavera estudiantil del Pekín de 1989 es un testimonio sobrecogedor.

Pero hay más. Los días en Sarajevo bajo el fuego de los francotiradores, la desolación tras las matanzas de Sabra y Chatila, las emboscadas en la Nicaragua sandinista, las bombas sobre Beirut, las masacres africanas, el miedo, el frío, la impotencia.

"El dilema del reportero es, a menudo, ayudar a la gente en momentos complicados o hacer su trabajo", reflexiona otro emblemático miembro de la tribu, Arturo Pérez-Reverte. "Yo creo que debe hacer su trabajo, a pesar de que luego la imagen de esa gente te persiga toda la vida. Pero estamos allí para informar", remata.