Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fundación Tony Manero: 20 años de respeto a la música disco

El combo barcelonés celebra aniversario con un epé de versiones

Lalo Lopez y Miguelito Superstar de la Fundación Tony Manero.

Aquello que comenzara como la broma de unos amigos disfrazados haciendo versiones de música disco cumple veinte años. Ya no es una broma, sino un grupo que tocó el cielo con Supersexy Girl y se acercó al infierno con su proyecto más ambicioso Pandilleros. Su última entrega es un epé con versiones disco de Juan Carlos Calderón -con participación de Baccara-, Susana Estrada, Parafunk y Radio Futura que no es ninguna broma. Lalo, guitarra del grupo, lo explica: "hay un punto de constante reconciliación con la música en la que previamente nos hemos cagado. Nos cagábamos en los ochenta y acabamos haciendo un disco ochentero como Superficial. Antes nos habíamos cagado en el disco europeo y ahora lo reivindicamos. Y no hemos hecho un tema de Paloma San Basilio porque necesitábamos cuerdas". La presentación de este epé tendrá lugar el 7 de abril en Barcelona (Apolo) y el 16 en Madrid (Arena).

Si de algo se siente orgulloso el grupo repasando su historia es de una aportación que reivindica Miguelito: "creo que lo más importante que hemos hecho es usar el castellano en este género, en la música negra en general. Hay poca gente que lo haya hecho antes, y hay poca gente haciéndolo ahora. Y eso es mérito de Lalo, crear una forma de hablar castellano que entre bien en el funk y en el disco. Y luego hemos evolucionado con nuestra música, pero esto es algo que más o menos hacen todas las bandas" . Pese a que ya hace tiempo no argumentan que su papel es defender la dignidad de la música disco, su cumpleaños como banda mueve al respecto la reflexión de Lalo "la música disco siempre ha sido denostada. Si escuchas a los grandes artistas ves que eran un circo extraordinario de pintas asombrosas. Parece que no hay nada serio y sin embargo lo hay, hay mucha música y muy buena, mira Shaft con sus riquísimos arreglos. La postmodernidad hace la revisión de la música pasada sacando lo más reivindicable y serio de cada estilo, pero eso no se ha hecho con la música disco, que sigue teniendo pátina de hortera, como un chiste". Miguelito va más allá " La música disco es trivial, pero ¿qué hay de malo en ello?. Sus inicios son propios de negros , chicanos italianos y homosexuales, todos mezclados. Los derechos de los gays nacen con la música disco. Es frivolona sí, pero su mensaje es tan válido como el de Bob Marley".

Tratándose de un aniversario, se impone la mirada retrospectiva para valorar tanto tiempo al servicio de la música disco. "Nuestro momento de mayor popularidad generó un sentimiento doble", recuerda Miguelito Superstar, una de las dos voces del grupo, "por un lado pensábamos que en realidad el éxito masivo no era nuestro lugar, no teníamos un proyecto para estar allí, no pintábamos nada, pero por otro, quizás a causa de la juventud, había la sensación de que nos lo merecíamos y que eso iba a seguir siendo así y lo asumimos: estamos aquí porque molamos y vamos a seguir molando mogollón. Nosotros mismos con nuestras decisiones, nos encargamos de salir del mainstream". Con su proyecto más ambicioso, Pandilleros, un disco conceptual que era un musical, también tuvo una doble lectura. Es Lalo quien la verbaliza "no teníamos medios para producir lo que habíamos pensado, así que se quedó a medio camino, pero por otra parte salvó a la banda de un momento muy bajo y puso a todos los componentes a componer temas, algo que no había pasado. Aquel montaje permitió que hoy estemos aún aquí, nos ayudó a sobreponernos a la adversidad", concluye.

Con respecto al futuro, La Fundación vive día a día, como un equipo de fútbol que va partido a partido "no vivimos exclusivamente del grupo, sino de proyectos que surgen entorno a nuestro estudio. Vivimos a salto de mata, ya estamos acostumbrados pese a que nuestra obligaciones familiares han aumentado. No sabemos que nos traerá el futuro, apenas sabemos qué vamos a hacer más allá de final de año", dice Miguelito antes de afirmar que tratándose de un grupo tan numeroso, la relación entre tanto miembro facilita su longevidad: "si estás enfadado con un músico en un cuarteto la indisposición no queda tan diluida como cuando formas parte de algo más grande".