William Basinski: “Compuse sin querer la banda sonora del apocalipsis”

El compositor estadounidense, que retrató en ‘The Disintegration Loops’ la angustia posterior al 11-S, homenajea a David Bowie en Madrid

El compositor estadounidense William Basinski.
El compositor estadounidense William Basinski.

William Basinski pasó el verano de 2001 en su casa de Nueva York trabajando con unas viejas cintas en las que 20 años antes había grabado unos loops. Su idea era digitalizarlas, pero se sorprendió cuando este acto de preservación comenzó a destruir el objeto que intentaba salvar. Mientras sonaban, pedazos del material magnético se desprendían al pasar por la cabeza lectora, borrando partes de la música y cambiando el sonido. El proceso se convertía de forma involuntaria en una forma de destrucción de la vieja música y de construcción de una nueva. “En ese momento sentía que había vivido demasiado. No tenía dinero, iba a ser desahuciado y nadie parecía entender lo que hacía”, contaba ayer el compositor desde un hotel de París. Mañana actúa en el festival Electrónica en Abril, en La Casa Encendida de Madrid, donde presenta su último disco, A Shadow in Time for David Robert Jones,un homenaje a David Bowie.

La primera de las cuatro partes que componen 'The Disintegration loops'.

El 11 de septiembre de 2001, cuando los aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas, Basinski subió a la azotea de su loft en Williamsburg. “Aún es duro recordarlo. Fue un shock y un horror. El mundo lo vio en televisión; nosotros lo vivimos. Los edificios se derrumbaron delante de nuestros ojos”.

Cuando el año siguiente publicó el resultado de ese experimento con las cintas, al que llamó The Disintegration Loops, usando de portada una imagen de las Torres Gemelas tomada desde su azotea, aquellos sonidos que se desvanecían lentamente parecían encajar perfectamente con lo ocurrido. “Compuse sin querer la banda sonora del apocalipsis”, recuerda.

La decadencia y la muerte es algo natural de la existencia y tenemos que lidiar con ello. Pero todo lo nuevo surge de algo viejo. Hay un continuo

A partir de The Disintegration Loops, Basinski, que llevaba creando música desde 1976, pasó de desconocido a autor aclamado. Fascinado desde su juventud con Music for 18 Musicians, de Steve Reich, y Ambient 1, Music For Airports, de Brian Eno, su obra habita esa región en que la electrónica ambiental se cruza con la música contemporánea. Usando artilugios obsoletos, investiga sensaciones como la melancolía y la nostalgia.

Presentación en Londres de 'A Shadow in Time'.

El hecho de que algunas de las piezas incluidas en sus últimos álbumes tengan casi 30 años —el tema que abre Nocturnes, editado en 2013, fue compuesto en 1979— explica bien lo atemporal de su música, en la que la muerte es una presencia constante. “Además de la melancolía que está incrustada en mi trabajo, espero que haya en él algún tipo de trascendencia. La decadencia y la muerte es algo natural de la existencia y tenemos que lidiar con ello. Pero todo lo nuevo surge de algo viejo. Hay un continuo”.

Nacido en Texas en 1958, la obra de Basinski está intrínsecamente unida a Nueva York, aunque desde 2008 reside en California. “Echo mucho de menos la ciudad, a mis amigos, mi maravilloso loft… pero Nueva York se ha vuelto muy cara, y no quiero vivir para pagar a mi casero. Los tiempos cambian y hay que cambiar con ellos. Ahora tengo un naranjo en mi patio trasero y no tengo vecinos a los que moleste mi música. California es bonita y estoy bien”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50