Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ‘Novena’ para sanar el alma en el Teatro Real

Ainhoa Arteta y Aquiles Machado traen a Madrid la última sinfonía de Beethoven en una noche solidaria para llevar la música a los desfavorecidos

La soprano Ainhoa Arteta durante la presentación del concierto.
La soprano Ainhoa Arteta durante la presentación del concierto. EFE

Nunca se escribe lo suficiente sobre la Novena Sinfonía de Beethoven y, al mismo tiempo, vanas son las palabras cuando el director toma aire para que suenen los primeros compases. Cuando habla la música del genio de Bonn, poco queda que añadir. La Novena, una de las obras más interpretadas del mundo, vuelve el 4 de abril al Teatro Real con un trasfondo solidario: recaudar fondos para la iniciativa A kiss for all the world, que pretende llevar la música “a los colectivos más desfavorecidos del planeta que nunca han podido acceder a su contenido espiritual y profundo”. Este recital contará con las voces solistas de Ainhoa Arteta, María José Montiel, Aquiles Machado y Felipe Bou.

Este proyecto musical y solidario nació tras un concierto en el Hospital 12 de octubre de Madrid, cuando 260 intérpretes tocaron la Novena en el vestíbulo del hospital rodeados de enfermos. Desde entonces han pasado por orfanatos, hospitales psiquiátricos y también cárceles. De hecho, algunos de los presos ante los que han tocado les han transmitido que mientras duraba la música de Beethoven han olvidado que estaban entre rejas y han vuelto a sentir la libertad. Es el milagro de la música. El concierto del 4 de abril en Madrid irá destinado a recaudar fondos para llevar la iniciativa no solo a América, sino también al continente africano.

La elección de la Novena, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no es una casualidad. Tanto Aquiles Machado como Ainhoa Arteta admiten tener experiencias de elevación espiritual relacionadas con la pieza que es un canto a la Humanidad. “Yo vengo de una realidad muy particular –explica Machado-. Nací y me crié en Venezuela, me formé en el Sistema de Orquestas y la música me dio la oportunidad de cambiar mi realidad. La Novena es una de las obras que tocábamos, o más bien maltocábamos cuando éramos niños”. El tenor apela al poder de la música como herramienta de transformación social y la califica de “sanación para las almas”. Según él, la música puede cambiar realidades y transformar la violencia en una vida vivible”. Y admite que ha visto con sus propios ojos cómo se cambiaban pistolas por violines.

Ainhoa Arteta junto al director de orquesta Iñigo Pirfano durante la presentación del concierto 'A kiss for all the world'.
Ainhoa Arteta junto al director de orquesta Iñigo Pirfano durante la presentación del concierto 'A kiss for all the world'. EFE

La experiencia de Ainhoa Arteta, que será la segunda vez que cante esta sinfonía en toda su carrera, no se queda atrás. “Cuando me ofrecieron cantarla por primera vez era un momento muy duro para mí, mi madre se estaba muriendo. Entonces salía a correr por las tardes, e iba hacia un sitio donde el mar se pierde entre las rocas. Mientras corría, aprovechaba para estudiar la Novena. Y entonces escuchaba que la letra decía que todos estamos unidos bajo la cúpula del universo y, ante la inmensidad del mar, sentía que tocaba la mano de Dios”, cuenta la soprano. Para ella, “la cultura nos aporta grandeza y nos hace evolucionar como seres humanos”.

En este concierto, no solo se podrá colaborar a través de la compra de entradas, sino que se pondrá en marcha una fila cero para los donativos de aquellos que no puedan asistir al concierto. La iniciativa, comandada por el director de orquesta Íñigo Pirfano, necesita estos fondos para llevar esta iniciativa a países como Panamá, Perú o Chile, y para este concierto se apoya en la colaboración de la Obra Social La Caixa.