Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Revelaciones

“A Juan Larrea, maestro de poetas”, escribe León Felipe en la dedicatoria de Ganarás la luz, su biografía de salmos. Y añade: Maestro “de los que acaban de nacer, / de los que van a venir”. Setenta y dos años después de esta dedicatoria profética, Juan Larrea sigue siendo un gran desconocido en todos los sentidos del término, escritor marginal en vida, teniendo en cuenta que lo mejor de la vida española tantas veces alienta en los márgenes, y uno de los grandes olvidados en la fiesta —tan nuestra— de las celebraciones centenarias. Da igual, porque su aventura, que fue la aventura del espíritu, carece de parangón en nuestra literatura, y en consecuencia, inevitablemente fija un punto y aparte, encrucijada segura —antes o después— de encuentros.

La Fundación Banco de Santander rescata ahora su Diario del Nuevo Mundo, manuscrito inédito, a través de su colección Cuadernos de Obra Fundamental, bajo la supervisión de Javier Expósito, poeta y editor, dando así continuidad a la labor iniciada en 2009, cuando antologó su poesía, ambos libros preparados por dos especialistas mucho más que acreditados en su obra: el hispanista italiano Gabrielle Morelli, cuyas aportaciones han puesto en claro la intrahistoria de la Generación del 27, y Juan Manuel Díaz de Guereñu, autor al respecto de indagaciones imprescindibles.

Y tenía que ser así. Esto es, la edición razonada de este Diario sólo podían encararla quienes mejor conocen el mundo incitante de Juan Larrea, porque se trata de un libro esencial y complejo. Para empezar, como tantas veces sucede, las apariencias engañan, ya que son anotaciones de los años 1940-47 y de inmediato se asociara con Orbe, su diario de 1926-32, mecanografiado por César Vallejo, guardado por Gerardo Diego y dado a conocer en 1990 por Pere Gimferrer, que espigó a conciencia el original de mil quinientas veintiuna páginas para hacer viable su publicación comercial. Sí y no, cabría señalar: centrado Orbe en sus obsesiones y claves oníricas, aquí asistimos al nacimiento de un ser nuevo, asentado en el rechazo de su pasado, el de la cultura y civilización europea, para afrontar de lleno la raíz de los misterios, habiendo en efecto quemado todas las naves cuando desembarcó en América.

Diario singular y, como indiqué más arriba, sin parangón en la literatura española. Atento a los registros más en penumbra del yo, Larrea consigue un raro equilibrio, con páginas vertebradas por el relato de lo vivido y páginas volcadas hacia los adentros del alma, pero con ambos componentes integrados en la misma atmósfera. Crónica, pues, al tiempo circunstanciada y entrañada con la que se muestra convencido de haber alcanzado nada menos que “la diafanidad absoluta”.

Diario del Nuevo Mundoes el libro de las revelaciones sobre la luz, la verdad y la vida de Juan Larrea, escritor esencial que supo perderse en América para encontrarse.

Gonzalo Santonja es catedrático de Filología Española en la Universidad Complutense[/PIEPAG]

Más información