Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empleados de la National Gallery, en huelga indefinida

Los trabajadores protestan contra la privatización de servicios

Empleados de la National Gallery concentrados frente al museo.
Empleados de la National Gallery concentrados frente al museo. AP

Alrededor de 200 empleados de la National Gallery de Londres han iniciado este martes una huelga indefinida en protesta por la privatización de servicios.

Los trabajadores del museo, situado en la céntrica plaza de Trafalgar y que recibe alrededor de seis millones de visitantes al año, han secundado ya 56 días de paros desde el mes de febrero, incluida una huelga de 10 días en mayo.

Representados por el sindicato de Servicios públicos y comerciales (PCS, en sus siglas en inglés), los empleados de la National Gallery se oponen a la subcontratación de servicios, entre ellos la vigilancia de salas y la atención al público, y reclaman que se restituya en su puesto de trabajo a la representante sindical Candy Udwin, despedida en relación con la disputa.

Los trabajadores se han manifestado este martes frente al museo en contra de las decisiones de la dirección de la pinacoteca que, pese a la huelga, sigue parcialmente abierta.

El secretario general del PCS, Mark Serwotka, pidió hoy al nuevo director del museo, Gabriele Finaldi -antiguo director adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado, quien se incorpora el próximo 17 de agosto-, que "resuelva la disputa antes de antes de llegar al cargo". "Le habíamos pedido al nuevo director que resolviera la disputa antes de incorporarse, pero ahora será recibido en su primera semana por una huelga indefinida. Nosotros seguimos listos para negociar", añadió.

Serwotka señaló que la privatización "es totalmente innecesaria" y alertó sobre "la reputación de la pinacoteca en todo el mundo, uno de los activos culturales más importantes del país".

La dirección de la National Gallery, gratuita para el público, pretende subcontratar a empresas privadas, a lo que se oponen los trabajadores.

El pasado mes de julio la institución anunció en un comunicado el acuerdo con la empresa Securitas para "gestionar algunos de los servicios de seguridad" y aseguró que "no habrá despidos y se protegerán los derechos adquiridos".

"Necesitamos más flexibilidad para ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes. Recibimos cerca de 6,5 millones de visitantes y queremos mantenernos como una de las galerías de arte punteras en el mundo", precisaron los responsables de la pinacoteca.