Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacer fisuras en el sistema

El CAAM de Las Palmas muestra obras de 13 artistas con mensaje crítico hacia los poderes

El vídeo 'Táctica. Episodios Nacionales. Capítulo 1', del artista Fernando Sánchez Castillo, en la exposición 'Lecciones de historia'. Ampliar foto
El vídeo 'Táctica. Episodios Nacionales. Capítulo 1', del artista Fernando Sánchez Castillo, en la exposición 'Lecciones de historia'.

A ritmo de rap se topa el visitante el comienzo de la exposición Lecciones de historia, en el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM), en Las Palmas de Gran Canaria. Se trata del videoclip Wonderland, realizado en 2013 por el artista turco Halil Altindere (1971). Irónico título para un relato de la vida marginal, entre descampados, persecuciones policiales y coches abandonados, de los jóvenes raperos de Estambul. Altindere es uno de los 13 artistas —10 internacionales y tres nacionales— de una colectiva que muestra cómo el arte contemporáneo puede ayudar a tomar conciencia con espíritu crítico hacia las instituciones. "Son creadores que manifiestan su derecho al pataleo. Ellos saben que pertenecen a un modelo económico y político que puede asfixiar, pero dicen: 'Yo no me quedo parado, yo puedo hacer fisuras en el sistema", subraya el cubano Omar-Pascual Castillo (La Habana, 1971), director del CAAM, un espacio dependiente del Cabildo de Gran Canaria.

Para Pascual, esta exposición —que cuenta con un presupuesto de 107.000 euros y está comisariada por Octavio Zaya— "documenta la realidad, con artistas que se involucran en la sociedad para crear historia y no solo para leerla". Así sucede con la instalación Frontera (2010), de la mexicana Teresa Margolles (1963), un conjunto de seis telas que ella misma arrastró por varios puntos de la frontera de México con Estados Unidos en los que se habían cometido asesinatos. Las telas están impregnadas de tierra y fluidos corporales. De Margolles también se exponen 30 fotos de fachadas de clubes, restaurantes y abarrotes de Sinaloa en los que hubo balaceras y vandalismo. Una visión desoladora, pero no exenta de belleza en estas imágenes, de una tierra masacrada por el narco.

Otra artista latinoamericana en esta muestra que puede verse hasta el 13 de septiembre es la cubana Tania Bruguera (1968), detenida en diciembre en La Habana por una performance en la que daba a los ciudadanos la oportunidad de contar en un minuto qué opinaban de la nueva relación entre Cuba y EE UU. A Tania no se le devolvió su pasaporte hasta el pasado 10 de julio. El CAAM acoge su instalación Autorretrato desde La Habana, en la que se cuelgan las informaciones, fotos y artículos de opinión que sobre esta artista censurada han publicado los medios y que envía al museo su hermana. La obra es un ejemplo de lo que busca el director Pascual en cada exposición: "Que haya piezas vivas y que las produzcamos nosotros. De modo que o vienes a verlas o de otra forma no será posible. Es nuestro sello de identidad". También hay una cuestión material. Pascual apunta que, dada la condición de "museo periférico", en ocasiones "es más barato producir una pieza que pagar el transporte, como en el caso de la obra de Tania".

Instalación 'Arab Spring' (2014), del artista Kader Attia. ampliar foto
Instalación 'Arab Spring' (2014), del artista Kader Attia.

Si subimos una planta, hay otro ejemplo de lo apuntado por Pascual. Son las 10 vitrinas de museo destrozadas a pedradas —con múltiples trozos de cristal y piedras por el suelo— de la instalación Arab Spring (2014), del artista Kader Attia (1970), parisiense de origen argelino. La "joya de la exposición", subraya Pascual, es la primera vez que se expone en España y también se produjo en el propio centro. Es una metáfora del vandalismo que arrasó y robó obras del Museo de El Cairo en enero de 2011, durante las revueltas del país árabe. Las cicatrices de otros conflictos pasados en África están en las fotografías en blanco y negro del sudafricano Jo Ratcliffe (1961), que retratan paisajes solitarios de Angola o Namibia con restos de instalaciones militares abandonadas. El británico John Akomfrah, nacido en Accra (Ghana), en 1957, aporta The Unfinished Conversation (2013): tres vídeos que cuentan la historia de Stuart Hall, el pensador y sociólogo jamaicano “creador del término multiculturalismo”. Akomfrah es uno de los cinco artistas de la muestra que están presentes en la Bienal de Venecia.

En el último piso del CAAM destaca la película en cine collage del iraní Shoja Azari (1958). Residente en EE UU, reinterpreta en su delicada película muda The King of Black (2003) un poema ilustrado del siglo XII para criticar valores de la cultura de su país.

Entre los artistas españoles de Lecciones de historia cabe mencionar al madrileño Fernando Sánchez Castillo (1970). Su obra Táctica. Episodios Nacionales. Capítulo I (2010) es un inquietante vídeo que muestra a un grupo de ciegos palpando una estatua ecuestre de Franco y la réplica del dictador en el Museo de Cera de Madrid. Pascual explica que es “un ejemplo de cómo el arte puede, para algunos, desvelar una realidad oculta, y también del sarcasmo que recorre la exposición”.

Un puente entre Europa, África y América

El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) de Las Palmas de Gran Canaria echó a andar el 4 de diciembre de 1989 gracias al impulso del escultor Martín Chirino, nacido en esta ciudad en 1925 y primer director del museo. Su sede es una antigua casona del siglo XIX que conserva su fachada y cuyo interior rehabilitó el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza. Desde hace casi cinco años, su director es el cubano Omar-Pascual Castillo (La Habana, 1971), que ha montado más de 60 exposiciones, siempre con el ideario de ser un centro “de vocación atlántica que sirva de puente entre artistas de Europa, África y América”. En sus fondos conserva obras de artistas como Mariano Benlliure, Antonio Saura, Darío Regoyos, Rafael Canogar, Modest Cuixart, y creadores canarios como César Manrique, Manuel Millares y el propio Martín Chirino.