Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÓNICA

Peligrosa mansada de Dolores Aguirre en el bastión torista francés de Ceret

David Fandila El Fandi cortó una oreja en el tercer y último festejo de la feria de Teruel

La terna de matadores que abrió la feria taurina de Ceret (Francia) se mostró muy por encima de la mansa corrida de Dolores Aguirre, sobre todo Alberto Lamelas, que dio la única vuelta al ruedo de la tarde.

Con lleno en los tendidos, se lidiaron toros con mucha romana, tamaño y cara, pero sin trapío, y con muy poco fondo; algunos, incluso, con peligro y sin opciones para los toreros.

Fernando Robleño, ovación y silencio; Alberto Aguilar, ovación y silencio tras dos avisos, y Alberto Lamelas, vuelta al ruedo tras aviso y palmas.

La terna que abrió la feria de Ceret, unos de los bastiones toristas franceses, ha estado muy por encima de la corrida de Dolores Aguirre, que ha decepcionado por su poco fondo. Y el torismo sin toro aburre mucho.

Fernando Robleño solventó con profesionalidad las inciertas embestidas del primero, jugándosela sin perder la compostura. Con el enorme cuarto, con escasas hechuras de bravo, y que fue manso de solemnidad, tuvo el mérito de meterlo en la muleta y de matarlo por arriba antes de que se pusiera imposible por huidizo.

Enorme fue el pundonor de Alberto Aguilar, quien estuvo valiente toda la tarde. Atacó al complicado segundo hasta sacarle alguna tanda de mucha emoción. El quinto fue otra "prenda" con peligro sordo, ante el que expuso mucho sin poder hacer faena.

Finalmente, Alberto Lamelas se llevó el toro menos malo del conjunto, al que dio varias tandas emocionantes en tablas, donde el toro se había refugiado. Le pidieron la oreja y dio la única vuelta del festejo. El sexto tuvo tanta movilidad como mala casta y falta de fijeza, y otra vez Lamelas se la jugó sin conseguir lucimiento, pero sí emoción.

Oreja para El Fandi en el cierre de Teruel

David Fandila El Fandi cortó la única oreja de tercer y último festejo de la Feria del Ángel de Teruel, un festejo en el que Miguel Abellán y Jiménez Fortes fueron ovacionados.

Con media entrada se lidiaron toros de Madroñiz, aceptablemente presentados, noblotes pero escasos de raza y, algunos, en el límite también de las fuerzas. Destacó el segundo.

Miguel Abellán, silencio y ovación; El Fandi, ovación y oreja, y Jiménez Fortes, ovación y silencio.

El Fandi cumplió con su guión, que es un valor seguro. Lució manejando el percal a su primero, al que banderilleó con facultades y espectacularidad, y, muleta en mano, instrumentó una labor muy comunicativa con los tendidos, que a buen seguro hubieran premiado la faena del granadino de haber estado acertado con la espada. Cortó una oreja en el quinto, en el que volvió a enardecer los tendidos con cuatro pares de banderillas, y al que cuajó una faena de mucha conexión con los espectadores.

Jiménez Fortes fue todo valor y disposición con su primero, que le llegó a voltear de forma aparatosa en la apertura de faena de muleta, cuyo argumento estuvo basado en la firmeza de planta y arrojo del torero malagueño, que perdió premio por marrar con la tizona. El sexto fue toro muy en el límite de todo, con el que Fortes puso afán, pero sin llegar a trascender con tan deslucido oponente.

Abellán sorteó un lote con muy pocas opciones.

Exitoso festejo en Arévalo

El rejoneador Diego Ventura, y los diestros Julián López 'El Juli' y Alejandro Talavante protagonizaron en Arévalo (Ávila) una gran tarde de toros, saliendo los tres a hombros de la plaza tras repartirse ocho orejas.

Con casi lleno en los tendidos, se lidiaron dos toros para rejoneo de Luis Terrón, deslucido el primero y colaborador el cuarto, y cuatro en lidia ordinaria, dos de Garcigrande (tercero, quinto y sexto), y uno (segundo) de Domingo Hernández, cómodos y parejos de hechuras, noblotes, aunque bajos de raza. Los mejores, el quinto y, sobre todo, el sexto, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

El rejoneador Diego Ventura, oreja y dos orejas; El Juli, oreja y dos orejas, y Alejandro Talavante, silencio y dos orejas.

En la localidad pacense de Cabeza la Vaca salieron a hombros los novilleros Miguel Ángel Silva, Ginés Marín y David de Miranda tras repartirse un total de siete orejas.

Con tres cuartos de entrada, se lidiaron novillos de Los Azores, de buena presencia y de excelente comportamiento.

Miguel Ángel Silva, oreja y dos orejas; Ginés Marín, oreja y oreja, y David de Miranda, ovación y dos orejas.

Por último, los rejoneadores Raúl Martín Burgos y Ana Rita triunfaron en el festejo ecuestre celebrado en la localidad cacereña de Moraleja, tras pasear dos y tres orejas, respectivamente. Con media entrada en los tendidos, se lidiaron toros desiguales de Monteviejo.