Crónica
Texto informativo con interpretación

Inmersión en Chaikovski

El CNDM organiza la tercera edición de ¡Solo Música!, casi 14 horas ininterrumpidas de conciertos del compositor ruso

Intérpretes de la la Joven Orquesta Nacional de España se preparan para su actuación.
Intérpretes de la la Joven Orquesta Nacional de España se preparan para su actuación.uly martín

Suele decirse que Beethoven es un compositor que se dirige con su música a la humanidad. De Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893) casi podría afirmarse lo contrario, pues con sus composiciones habla particularmente a cada uno de sus individuos. Y es que, de algún modo, este compositor ruso nos confiesa sentimientos, pasiones, miedos y frustraciones con cada una de sus obras. Hasta lo reconoció él mismo dos años antes de su muerte dentro de una famosa carta al compositor Sergei Taneev donde afirmaba que su música aparecía sin tapujos tal como había venido al mundo. Y lo podemos comprobar hoy en el Auditorio Nacional simplemente mirando las caras del público que asiste masivamente a esta tercera edición de ¡Solo Música!, centrada en Chaikovski, y que escucha con los ojos cerrados o con la mirada perdida.

Hablamos no sólo del compositor ruso más popular sino también del primero que contó con un prestigio internacional. Hablamos de un músico que no fue ningún niño prodigio y que inició su obra musical con más de 20 años. Hablamos de un compositor de vida atormentada en una sociedad que no aceptaba su condición homosexual y cuya muerte sigue siendo un misterio en el que no puede descartarse el suicidio.

Una vez más, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) celebra de forma bianual con un maratón de conciertos la Fiesta de la Música, que coincidirá mañana con el solsticio de verano. Lo hizo en 2011 por vez primera con un minifestival de 40 conciertos de diferentes orquestas, conjuntos y solistas españoles, la segunda edición en 2013 se centró en Beethoven y programó en un solo día más de 60 composiciones, entre ellas, el ciclo completo de sus nueve sinfonías bajo la dirección de Jesús López Cobos con cuatro orquestas diferentes o sus 32 sonatas pianísticas tocadas por nueve pianistas.

Este año es Chaikovski el denominador común y como plato fuerte se van a poder escuchar sus seis sinfonías numeradas en un solo día. El responsable de los conciertos sinfónicos será Juanjo Mena (Vitoria, 1965) al frente de tres orquestas españolas: la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE), la Orquesta Nacional de España (ONE) y la Orquesta Sinfónica de la Radiotelevisión Española (ORTVE). Y el ideológo de este inmersión en Chaikovski es, una vez más, el director del CNDM, Antonio Moral, que reconocía antes del comienzo de esta intensa jornada de conciertos que se trata de la primera vez en que se van a poder escuchar las sinfonías de Tchaikovski en un solo día.

De momento, hemos podido escuchar dos impresionantes interpretaciones de la Primera sinfonía y de la Cuarta a los jóvenes de la JONDE, una formación que pasa quizá hoy por el mejor momento musical de su historia, a pesar de los dichosos recortes. Y es que si en el pasado nuestro país fue importador masivo de músicos clásicos foráneos, hoy somos exportadores de talentos musicales allende los mares, algo que se demuestra en esta joven formación sinfónica donde la mayor parte de sus integrantes están estudiando o iniciando sus carreras profesionales fuera de España. Por la tarde actuarán las dos orquestas profesionales, ONE y ORTVE, que van a tener que emplearse para superar lo escuchado esta mañana bajo la dirección de un inspirado Juanjo Mena, el gran protagonista de esta edición.

La zambullida musical en Chaikovski no se detiene ni para comer o merendar. Se inició a las 11.00 en varias ubicaciones dentro y fuera del edificio del Auditorio Nacional con fanfarrias de los instrumentistas de la JONDE a modo de llamadas interpretando fragmentos de la Marcha Eslava de Chaikovski. Tras ello pudimos disfrutar de unos minutos de Jazz Café en la Sala de Tapices donde un cuarteto de saxofón, contrabajo, piano y batería interpretó varias improvisaciones sobre temas de ballets y sinfonías de Chaikovski.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Después del concierto de la JONDE volvimos al Salón de Tapices para escuchar al mismo conjunto jazzístico pero esta vez en un Jazz Vermut, que precedió los cuatro recitales de cámara. En ellos estamos escuchando las principales obras concertantes para violín y violonchelo de Chaikovski en versión acompañada al piano junto a dos importantes composiciones camerísticas, como su Trío para violín, violonchelo y piano o el sexteto Souveir de Florence, aunque también se han programado obras de dos compositores coetáneos rusos como Rimsky-Korsakov o Arenski. Entre los intérpretes se ha contado con estudiantes solistas de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, conjuntos de cámara que nacieron en esa institución como el Trío Ramales o el Trío Haendel de Puertos del Estado, el Grupo Danzi de viento y piano que surgió en el seno del Instituto Internacional de Música de Cámara de Madrid o con varios solistas de la JONDE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS