Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando las pelucas hablan

El mexicano Luigi Amara trenza con ironía e ingentes datos una historia universal de los postizos capilares

Cuando las pelucas hablan

A menudo, la contracubierta de un libro funciona como mero material promocional; no siempre se logra extraer de ella una idea precisa de lo que nos vamos a encontrar a lo largo de las páginas del volumen, pero en esta ocasión, una frase de esos párrafos sí nos dice mucho sobre el método que el mexicano Luigi Amara (1971), finalista del Premio Anagrama de Ensayo 2014, ha seguido en su Historia descabellada de la peluca: "Un poco a la manera de los libros misceláneos de la antigüedad, consiste en la yuxtaposición de anécdotas que propician y encauzan a la reflexión, todo ello trenzado por una lucidez irónica de quien se revela como un observador sagaz". En efecto, hay tal profusión de anécdotas que el libro de Amara bien podría titularse Todo lo que usted siempre quiso saber sobre la peluca, emulando al Woody Allen de la primera época. Esta selva de historias y epítetos sobre la peluca —es meritorio el esfuerzo del autor por nombrarla de mil formas distintas— nos lleva a concebir el texto como un gabinete de curiosidades en el que se hallase cualquier pregunta que nos hayamos formulado alguna vez respecto a las cabelleras de artificio (“¿Por qué las imágenes de calaveras no llevan pelo?”, “¿Cómo llegó a ser la peluca signo de alcurnia y sofisticación?”…).

Perfectamente legible a sorbitos como colección de ensayos breves, el texto es además un elogio de la peluca y un canto a su presencia en el cine, en el carnaval y en los entresijos de la historia —recordemos que las principales cabezas europeas del siglo XVIII no salían a la calle sin su correspondiente peluca empolvada—. Todo ello se desarrolla con un lenguaje extremadamente pulido, que en ocasiones resta dinamismo a ciertos pasajes en los que el lector se queda enredado como en una maraña de algodón dulce.

Esta selva de historias y epítetos sobre la peluca nos lleva a concebir

el texto como un gabinete

de curiosidades

Quienes se pregunten el porqué de un ensayo sobre pelucas encontrarán la respuesta indirectamente a lo largo de las páginas del libro: porque el objeto en sí posee cientos de hilos de los que tirar —en este caso, pelos que nos llevan a temas de interés general como la identidad, la belleza y la seducción—. Esta habilidad inusual de Luigi Amara para conectar los pelos postizos con otras cuestiones se deja ver con especial claridad en los capítulos en los que el autor deja de saltar por toda la historia capilar de la humanidad para centrarse en personajes y eventos de las últimas décadas. Su mirada se agudiza particularmente al escribir sobre el inquietante largometraje Le locataire, de Roman Polanski, en el que el director representa además a Trelkovsky, el vecino solitario de un bloque de apartamentos que decide hacerse pasar por una antigua inquilina, la señorita Choule, para lo cual precisa travestirse. Son también notables los capítulos dedicados a la peluca que Salman Rushdie empleó cuando pesaba sobre él la fetua islámica y debía pasar desapercibido, al temor a la calvicie del tenista Andre Agassi o a las mil Cindy Sherman en las que la artista estadounidense se transforma a lo largo de sus autorretratos en los que aparece ataviada con disfraces que incluyen, cómo no, pelucas diversas.

Historia descabellada de la peluca. Luigi Amara. Anagrama. Barcelona, 2014. 234 páginas. 17,90 euros

Más información