Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcada por el escándalo

‘El crim de la germana Bel’, que celebra los treinta años de la Pavana, llega al Romea

Teresa Vallicrosa (derecha) y Anna Casas, en un momento de 'El crim de la germana Bel'. Ampliar foto
Teresa Vallicrosa (derecha) y Anna Casas, en un momento de 'El crim de la germana Bel'.

No se trata de un musical, género que habitualmente se mueve por el territorio de la comedia, sino de un drama, aunque salpicado de ironía y humor subterráneo, en el que sus personajes cantan canciones de Circus Contraption, Tiger Lillies y Amanda Palmer.

El crim de la germana Bel, obra de Frank Marcus que al estrenarse en 1964 convulsionó a la conservadora sociedad estadounidense por aquello de las escenas de sexo explícito de su protagonista, actriz de cierta edad, lesbiana, iracunda y alcohólica interpretada por Teresa Vallicrosa, es el montaje estrella elegido por la mítica compañía valenciana La Pavana para celebrar su 30º aniversario. Y también el elegido por el Teatre Romea de Barcelona (donde se estrena hoy y permanecerá hasta el 28 de junio) para cerrar su temporada 2014/2015.

Un texto con el que su director y adaptador, Rafael Calatayud, se quedó subyugado hace décadas cuando vio la también escandalosa película de 1968 de Robert Aldrich El asesinato de la hermana George, basada en esta obra. En el original la trama se movía en el terreno de la novela radiofónica, pero en la versión cinematográfica y en la de Calatayud, muy fiel al original, se ha situado en el mundo de las series televisivas, algo mucho más creíble hoy en día.

“Siempre me interesó el texto por el mundo y submundo que plantea. El poder, la interpretación, el teatro dentro del teatro, lo que es ficción, lo que es realidad, esa confusión existente cuando un actor protagonista puede convertirse en un icono porque lleva mucho tiempo interpretando a un personaje, y la gente no reconoce al actor, sino al personaje”, comenta Calatayud que también se quedó atrapado por las protagonistas femeninas, cuatro mujeres profundamente vivas, a veces disparatas y esperpénticas, interpretadas también por Anna Casas, María José Peris y Mamen García. Esta última alternará su papel con Amparo Fernández, (la actriz que estrenó en Valencia el espectáculo), en la gira que inician en breve por la geografía española con la versión castellana. Todas ellas profesionales reconocidas por su participación en numerosos musicales, y en especial la multipremiada Vallicrosa. Unos personajes que giran alrededor de una popular serie televisiva protagonizada por una monjita bondadosa, pero muy alejada de la vida real de la actriz que la interpreta.

Pero ese no será el único conflicto de la pieza, porque es el típico texto que ofrece muchas posibles lecturas, sobre el poder, las emociones, la homosexualidad…., lo que le ha proporcionado un disfrute especial a Calatayud a la hora de ponerlo en pie. “Ha sido todo estupendo, y trabajar con Vallicrosa por primera vez fue un descubrimiento; y eso que se ha hecho con poco medios, hasta el punto de que la escenografía en parte proviene de contenedores, pero lo fundamental está, que son buenos actores e imaginación”, a lo que añade el director que ha tenido a Carles Alfaro como iluminador: “Es un modo de celebrar 30 años de profesión y una vida intentando salir adelante sobre todo con amor, con esfuerzo y dedicación, fundamentalmente estos años tan duros para los trabajadores de la cultura, con el gobierno del PP”.