Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Lo que me deja sin dormir por las noches son mis tres hijas”

El viñetista argentino Liniers participa en el carrusel semanal de preguntas de este diario

Ricardo Siri, conocido como Liniers. Ampliar foto
Ricardo Siri, conocido como Liniers.

A Ricardo Siri (Buenos Aires, 1973) pocos lo llaman así. Desde que decidió firmar sus historietas con su segundo nombre, Liniers, se acostumbró a que sea así como se refieran a él. Macanudo, el título de las historias gráficas que, desde el año 2001, publica diariamente, lo ha hecho reconocido. Y ahora también lo hace su presencia en el escenario junto al cantante (y amigo) Kevin Johansen, de quien reconoce envidiar su voz. A Johansen lo acompaña con sus dibujos mientras canta y, una que otra vez, se arriesga también a tocar la guitarra.

P. ¿Cuál es el último libro que le hizo reír a carcajadas?

R. Seguro fue la novela gráfica Té de nuez, de Lucas Nine. También me sacó carcajadas La parte inventada, de Rodrigo Fresán.

P. ¿Cuál es su rutina diaria para escribir y dibujar?

R. En la mañana cuando uno todavía está confundido con lo que soñó y no entiende bien por lo que está pasando, tomo un lápiz y un papel y escribo lo que pienso. Creo que ahí es cuando salen las mejores ideas.

P. ¿Qué música le sirve para hacer su trabajo?

R. Los ilustradores tenemos fama de antisociales, pero somos melómanos, necesitamos un ruido feliz. Estamos solos todo el día mirando una hoja de papel, por eso es muy importante la música que acompaña. Yo prefiero algo del estilo de Bob Dylan. Cualquier tipo con una guitarra ya me gusta.

Los ilustradores tenemos fama de antisociales, pero somos melómanos

P. ¿Con quién le gustaría sentarse en una fiesta?

R. Sin duda con Bill Murray.

P. ¿Cuál es su lugar favorito en el mundo?

R. La Antártida, aunque no sé si es el mejor, pero al menos es el que más me ha impactado.

P. Respecto a su trabajo, ¿de qué está más orgulloso?

R. De Macanudo, que es la tira diaria. Es ese el gran trabajo que he hecho y que tanta alegría me ha dado.

P. Si pudiera adquirir cualquier pintura, ¿cuál sería?

R. Me gusta Goya, pero si es para colgar en la casa estaría raro tener en la sala la pintura de Saturno devorando a sus hijos, por eso me inclinaría mejor por algo de Picasso.

P. ¿Qué cambiaría de usted mismo?

R. Todo. Aunque si tiene que ser una sola cosa diría que la voz, como estoy tan cerca de Kevin Johansen, quisiera tener una voz diferente.

P. ¿Cuándo fue la última vez que lloró?

R. Lloro mucho viendo películas. La última vez fue con alguna de Emma Thompson. Cualquiera de ella me dan ganas de llorar.

P. ¿Cuándo fue más feliz?

R. Cuando nacieron mis tres hijas.

P. ¿Qué lo deja sin dormir?

R. Mis tres hijas.

P. ¿Con quién le gustaría quedar atrapado en un ascensor?

R. Con alguien que sepa arreglar ascensores.

P. ¿Lo último que compró y le encantó?

R. Un par de vinilos.

P. ¿Qué espacio de su casa es su favorito?

R. La mesa en la que dibujo.

El último libro que me hizo reír fue la novela gráfica 'Té de nuez', de Lucas Nine

P. ¿En su nevera siempre hay...?

R. Hay de todo, mi mujer está loca. Pero si tuviera que elegir sería algo picante. Eso no puede faltar.

P. ¿Qué le reprochan sus amigos?

R. Que al comer con alguien esté dibujando y haciendo cosas de mi trabajo.

P. ¿De pequeño qué quería ser?

R. Quería ser dibujante de historietas. Increíblemente resultó que eso fue lo que pude ser.

P. En una fiesta de disfraces, ¿de qué se disfrazaría?

R. De Han Solo, pero sé que no voy a parecerme a él sino que seré una versión muy triste, venida a menos. Entonces tendría que ser algo que se ajuste más, por ejemplo Jabba el Hutt.

P. ¿Messi o cristiano?

R. ¡Messi!