Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelta a las cloacas de la política

La tercera temporada de ‘House of Cards’, protagonizada por Kevin Spacey, llega a Canal +

Vuelta a las cloacas de la política

Si hay algo por lo que Kevin Spacey no quiere pasar a la historia es por irse de la lengua. Como el gran actor que es. Ese que tiene un par de premios Oscar (por Sospechosos habituales y American Beauty) y un Globo de Oro por su trabajo como Frank Underwood en House of Cards. También será recordado como mentor de una nueva generación de actores y por devolver la dramaturgia a esa reliquia de Shakespeare que es el teatro Old Vic londinense. En definitiva, por intentar siempre “hacerlo mejor”, como le recomendó el realizador Stanley Kramer antes de morir. “Pero no pienso ser recordado como el destripador oficial de series. Me alegra saber que vivo en una generación que odia los spoilers, así que no pienso ni bromear con lo que nos espera en la tercera temporada de House of Cards.Tendrás que esperar a su estreno”, le dijo el intérprete a EL PAÍS con la misma frialdad sardónica con la que habla su personaje.

Algunos ya vieron el arranque con el fallo que tuvo Netflix y que puso a disposición del público, accidentalmente y por unos minutos, los primeros 10 episodios. La crítica habla de una temporada “sólida” pero que muestra cierta “fatiga” de poder. Pero los avances son electrizantes, mostrando tensiones en el corazón de House of Cards y en sus ambiciones. “¿Por qué hacemos todo esto?”, pregunta la primera dama (Robin Wright). “Una de las razones por las que disfruto tanto de este personaje es porque no sé con lo que Frank me va a sorprender cada día”, responde el actor. “No soy de los que piensa que lo sabe todo sobre él porque lleve interpretándolo un par de temporadas”.

No lo sabe porque no quiere, porque la serie está escrita. No se ha cambiado ni una coma ni por el éxito conseguido, ni por los comentarios de sus fans, ni por el curso de la historia. Spacey habla de un arco establecido desde el principio, del ascenso de Underwood a presidente, que ha anticipado situaciones que luego se han dado en la política estadounidense. “Le he sugerido a Beau [Willimon, creador y máximo responsable de la serie] que incluyamos en la trama que el Congreso aprueba un presupuesto para las artes, a ver si así se hace realidad”, bromea siempre interesado en el fomento de la cultura.

Especializado en personajes “que son todo menos aburridos”, Spacey asegura que ni los juzga ni se los lleva a casa después del rodaje. Aun así es difícil separar la dureza educada de este estadounidense con aire británico de 55 años de las manipulaciones de Underwood. La diferencia es que Spacey no tiene ambiciones políticas. “Sería una mala idea. Probablemente acabaría matando a alguien”, afirma antes de añadir que ha estado en la Casa Blanca en innumerables ocasiones. “Especialmente mientras los Clinton estaban en el poder”, añade. Pero pese a su tono cínico, Spacey es de los que cree en el sistema. Se ríe cuando habla de la cantidad de políticos que siguen en EE UU House of Cards, pero les critica no tanto por abusar del poder “sino porque ni tan siquiera hacen uso del poder para el que han sido elegidos”.

También es optimista con respecto al futuro. No sólo de la televisión, medio que disfruta aunque en su justa medida. Cree que la televisión vive un buen momento, pero nunca podrá sustituir ni al teatro, ni al cine y mucho menos a la literatura. Cada medio es cada medio, recuerda. Pero dicho esto, tiene la vista puesta más allá, en los que están por venir. En el campo del videojuego (participa en Call of Duty: Advanced Warfare) o en otras plataformas como el Oculus Rift —casco de realidad virtual— o las nuevas cámaras Samsung. “Estoy hablando también de tecnologías que comienzan y que en 10 años ni sabemos a dónde nos van a llevar”, admite incluyendo a las nuevas plataformas de streaming como Netflix, productores de House of Cards. “Ellos nos permitieron crear la serie que quisimos sin vernos forzados a hacer un piloto, sin darnos notas. Eso es lo que yo llamo libertad creativa y eso es lo que espero del futuro”, resume ilusionado.

Canal + Series emite el sábado 28 de febrero la tercera temporada completa de House of Cards desde las 11.00 en versión original subtitulada. Todos los capítulos estarán disponibles en Yomvi a la misma hora. El miércoles 4 de marzo arrancará la versión dual.

Más información