Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diestro José María Manzanares estará en la Feria de Abril de Sevilla

Es el primero de los cinco toreros ausentes el pasado año que acepta las disculpas de la empresa Pagés

El diestro José María Manzanares hará el paseíllo en la próxima Feria de Abril de Sevilla después de un año de ausencia. Así se desprende del escueto comunicado que los empresarios sevillanos hicieron público a última hora de la noche de ayer y que dice lo siguiente: ‘La empresa Pagés comunica que, después de las conversaciones mantenidas con su apoderado y con el propio torero, José María Manzanares ha sido contratado para la temporada 2015 en la plaza de toros de Sevilla’.

De este modo, se da el primer paso para la solución del conflicto que el paso año enfrentó a cinco figuras -Morante, El Juli, Perera, Talavante y el propio Manzanares- con los gerentes de la Maestranza a raíz de unas desafortunadas declaraciones de estos sobre el escaso compromiso de los toreros ante la crisis económica que sufre la fiesta de los toros.

Bien es cierto que, hace solo unos días, los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia pidieron públicamente ‘disculpas a todo aquel que se haya sentido ofendido por nuestras declaraciones, en relación a los hechos acontecidos la pasada temporada, que impidieron la comparecencia de cinco figuras del toreo en la plaza de toros de Sevilla’.

Cumplida así la que parecía ser una condición impuesta por algunos de los toreros afectados -y no se descarta, asimismo, la presión añadida de la Real Maestranza de Caballería, propietaria de la plaza, ante los empresarios- parece que comienza una etapa de normalización que pretende que los cinco ausentes del año pasado vuelvan a pisar el albero de la Maestranza en 2015.

José María Manzanares ha sido el primero en dar el paso; también es verdad que era quien menos razones aparentes tenía para participar en el veto. Pero saldado su caso, aun quedan pesos pesados cuya presencia realzaría la categoría de los carteles abrileños. Nada se sabe, por el momento, de la decisión que adoptarán los cuatro toreros restantes, pero todos ellos son necesarios para la feria de la primavera sevillana.