Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turner bate su récord en subasta

'Rome, from Mount Aventine' se vendió en Sotheby's por 38,2 millones de euros, el precio más alto logrado en una subasta por una obra del autor

La obra 'Rome, from Mount Aventine' de Turner. Ampliar foto
La obra 'Rome, from Mount Aventine' de Turner. efe

El óleo Rome, from Mount Aventine de J.M.W. Turner (1775-1851) fue visto por última vez en el mercado en 1878. Se remató el pasado miércoles en la casa londinense Sotheby's por 38,20 millones de euros, el precio más alto logrado en una subasta por una obra del controvertido artista. El mayor hasta el momento había sido de 37,43 millones de euros por Rome Modern-Campo Vaccino, vendido en 2010. El lienzo que ha batido el récord, en perfecto estado y guardado en la misma colección durante los últimos 136 años, es una de las grandes obras maestras del arte británico que quedan en manos privadas.

Alex Bell, director del departamento al que pertenece la pintura, aseguró tras la venta que es difícil "exagerar\ importancia de la obra: "Este trabajo es uno de los más finos. Tiene casi 200 años, y parece recién llegada desde el caballete del artista; nunca ha sido restaurada, la imagen conserva la frescura del momento en la que fue pintada: los pelos de cepillo de Turner, su huella digital, las gotas de pintura líquida que se han quedado por el borde de la tela, cada roce de su paleta... Se han conservado con un detalle increíble".

Roma, fuente de inspiración continua para el polémico artista, era para él la cuna del arte y la civilización occidental. Con 20 años, antes incluso de haber pisado la ciudad eterna, ya había copiado paisajes romanos a partir de obras del británico John Robert Cozens. La pintura Rome, from Mount Aventine fue el encargo de uno de sus mecenas, el coleccionista escocés Hugh Andrew Johnstone Munro de Novar, el rico heredero de la fortuna que su tío, el general Hector Munro, había amasado en la India. A partir de las decenas de bocetos que recopiló durante su segunda visita a Roma, en 1828, Turner ejecutó siete años después el cuadro que salió hoy a subasta.

"En la época de Turner, Roma estaba ocupada por Napoleón. No pudo ir durante la mayor parte de su vida porque era inaccesible. Por fin, en 1828 pudo visitarla y captó todos sus edificios y paisajes", explicó el especialista de la casa de subastas en antiguos maestros europeos, Andrew Fletcher, "Roma fue el centro de una gran civilización y para muchos pintores es uno de los mejores temas sobre los que se puede trabajar".

El cuadro es uno de los trabajos más importantes del prolífico autor: "Probablemente esté entre sus diez mejores", según el especialista. El pintor fue una inspiración directa para los impresionistas del siglo XIX y presagió el expresionismo abstracto del XX, a pesar de que renunció a fundar una escuela que siguiera su estilo y ni siquiera aceptó discípulos. Fue en gran medida ajeno al gusto de su época y desarrolló sus maneras artísticas de forma individual, en especial durante los quince últimos años de su vida, cuando su tratamiento del color y de la luz alcanzaron mayor viveza.

Turner bate su record en Sothesby´s

El artista inglés aplicó técnicas de acuarelista a sus óleos con las que superponía finas capas de color traslúcidas para dotar a sus paisajes del ambiente brumoso y exuberante que ha seducido desde entonces a los especialistas.

Sotheby's superó en sus salas el récord del pintor británico en una sesión dedicada a los antiguos maestros de la pintura europea: se vendió la pintura del italiano Giovanni Antonio Canal, Canaletto, Venice, the Piazza San Marco Looking East Towards the Basilica, por 6,86 millones de euros. Fue la otra estrella de la subasta, una obra que no se había visto en público desde 1857. Ejecutada en la década de 1730, cuando Canaletto se estableció como uno de los pintores más reconocidos por sus representaciones de Venecia, la obra muestra la plaza de San Marco en una jornada soleada.

Más información