Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen París: “Les exigimos a los políticos lo que no somos nosotros”

La cantante aragonesa, galardonada con el Premio Nacional de las Músicas Actuales

La cantante y compositora Carmen París, en una imagen de archivo. Ampliar foto
La cantante y compositora Carmen París, en una imagen de archivo. EFE

La cantante Carmen París se siente aliviada. La concesión del Premio Nacional de las Músicas Actuales, dotado con 30.000 euros, es "una gran ayuda para una artista independiente que se ha hipotecado hasta las cejas", afirma, por su afán "en poner al día una música tradicional como la jota, e internacionalizarla, pero sin que pierda su esencia". París (Utebo, Zaragoza, 1966) ha merecido este galardón, que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte desde 2009, por "su voz excepcional y arrolladora personalidad", entre otros méritos destacados por el jurado.

París reconoce que el destino inmediato del dinero del galardón es "pagar las muchas multas de aparcamiento", explica entre risas, "y saldar deudas con los amigos y familiares" que la ayudaron a sacar su último trabajo, Ejazz con jota, que lanzó hace año y medio en la pequeña discográfica Producciones Parisinas / 12Ideas. En ese álbum, el primero que grabó fuera de una gran compañía, fusionó la música de su tierra aragonesa con el sonido de una big band, con letras en español e inglés. Por eso ha merecido la calificación de "embajadora excelente" por parte del jurado. "La jota, que nació en el siglo XVII, es común a casi toda España, no solo Aragón, también está en La Rioja, Navarra, Castilla, Murcia… Es una música nuestra".

La noticia del premio, ayer jueves, sorprendió a París en su casita de Entrevías (Madrid) "entre maletas abiertas y coladas por hacer". La razón es que anda con recitales fuera de España, yendo y viniendo, para dar a conocer Ejazz con jota, que acaba de reeditar con un tema nuevo, más fotos y las letras escritas en inglés. "Para entrar en mercados internacionales y acercar esta música a la oreja anglosajona".

La artista descarta que vaya a recharzar un premio institucional, como han hecho este año el músico Jordi Savall y la fotógrafa Colita. "No, no… respeto a cada uno. Yo llamo a las cosas por su nombre y al Gobierno le diré lo que tenga que decir sobre cómo se las puede apañar un artista autónomo para sobrevivir". Su discurso engancha con el clamor en el mundo cultural por el elevado IVA. "El fútbol y los toros pagan el 10%, la pornografía tiene un IVA reducido, por qué en la cultura ese impuesto es del 21%?".

Acaba de reeditar Ejazz con jota "para acercar esta música a la oreja anglosajona"

El galardón a las Músicas Actuales, que se concede desde 2009, lo recibieron en las anteriores ediciones Joan Manuel Serrat, Amaral, Santiago Auserón, Kiko Veneno y Luz Casal. El jurado estuvo presidido en esta ocasión por la directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, Montserrat Iglesias Santos; y con el subdirector general de Música y Danza del INAEM, Antonio Garde, como vicepresidente. Estuvo integrado también por Patricia Keina, a propuesta de la Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares; Emilio Santamaría, de la Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo; Pilar Rius, de la Asociación de Mujeres en la Música; Santiago Carrillo, Fernando Íñiguez, y Mercedes Rodríguez-Vázquez.

Con este premio, París espera disfrutar de "más visibilidad y conciertos". En los directos de Ejazz con jota tuvo que renunciar, por lo oneroso, a compartir escenario con una banda. Le acompañan habitualmente el pianista cubano Pepe Rivero; el baterista uruguayo José San Martín y el contrabajista aragonés Toño Miguel. En algunos teatros, para ahorrar aún más, sale ella sola al escenario con su piano, lo que llama "un bolo alimenticio".

Esta aragonesa que se crio junto a una base militar estadounidense se ha caracterizado por no morderse la lengua y es consciente de que lo ha "pagado caro". "Ahora soy más prudente porque está todo muy revuelto. He participado en campañas por Palestina, el Sáhara, el medio ambiente o los transgénicos...". Preguntada por la ascensión en la política española de Podemos, asegura que es una formación a la que tiene "en observación". "Dicen cosas con las que sintonizo, pero tampoco voy a decir: como estoy cabreada les votaré. Pues no". Lo que lamenta es "la animadversión hacia los políticos". Sin embargo, "son personas que no han llegado en naves espaciales, son de esta sociedad y les exigimos que sean como nosotros mismos no somos".

Sabedora de que su música nunca será superventas, intenta "seguir sembrando fuera". Por eso actuará en las siguientes semanas en Francia, Suecia e Italia, y en enero, Málaga y Granada. Mientras, le da vueltas a cuál puede ser la próxima música con la que fusione sus jotas. "He descubierto un grupo de música tradicional sueca que me ha encantado y he dicho ¡huy! Qué hermanable es esto...".