Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dávila Miura volverá por un día a los ruedos para lidiar miuras en Sevilla

En 2015 se celebrará el 75 aniversario de la presencia continuada del legendario hierro en la Feria de Abril

El torero Eduardo Dávila Miura, retirado desde el año 2006, ha anunciado en Sevilla que volverá a vestirse de luces por un solo día el año que viene, y lo hará el domingo que cierra la Feria de Abril para lidiar dos toros de Miura, la ganadería de su familia.

El gesto del diestro responde a su decisión de honrar el legendario hierro, que en 2015 cumplirá 75 años de su presencia ininterrumpida en los carteles del abono sevillano. ‘Es un reconocimiento a mi abuelo y a toda mi familia por el esfuerzo que supone mantener una ganadería durante tantos años’, ha explicado el torero.

Dávila Miura (Sevilla, 1974), nieto de Eduardo Miura Fernández y sobrino de los actuales ganaderos, Eduardo y Antonio, debutó con caballos en 1995, y tomó la alternativa en la feria sevillana el 10 de abril de 1997, apadrinado por Emilio Muñoz y en presencia de Víctor Puerto, que lidiaron un encierro de Jandilla.

Tras diez años en la zona media del escalafón superior, con triunfos importantes en plazas de responsabilidad, pero sin la necesaria continuidad, decidió retirarse de los ruedos el 12 de octubre de 2006, cuando solo contaba con 32 años de edad. Ese día hizo el paseíllo en la Maestranza sevillana junto a Miguel Ángel Perera y José María Manzanares; apoyado por sus paisanos, cortó dos orejas y se despidió con todos los honores.

Durante su etapa como matador de toros se anunció en seis ocasiones con los toros de su familia: la primera vez fue en Sevilla, en 1999; después, vendrían Nimes, Las Ventas, Santander, Burgos y Valencia.

Cuando Dávila Miura tomó la alternativa hacía un año que su abuelo había fallecido. Ahora, pretende homenajearlo uniéndose a la celebración del 75 aniversario sevillano, pues Eduardo Miura comenzó a dirigir la ganadería familiar meses después de que sus toros iniciaran en 1940 su presencia continuada en la feria de abril.

Su nieto, no obstante, ha aclarado que no será una reaparición al uso, pues solo se vestirá de luces el domingo de feria, (aunque no cierra ninguna puerta al futuro) para lo que ya cuenta con el apoyo de los empresarios maestrantes y de sus propios tíos. Tras la corrida, cuyo cartel aún no está confeccionado, continuará previsiblemente con sus labores de apoderado -lo ha sido de Rafaelillo y Luis Bolívar-, profesor de la escuela de aficionados prácticos de Sevilla y conferenciante.