Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esencia de ETA, al escenario

'Los Justos' es una adaptación de la obra de Albert Camus de la compañía 611Teatro

El espectáculo se estrena hoy en las Naves del Español de Matadero, en Madrid

'Los Justos' estará en las Naves del Español de Matadero en octubre. Ampliar foto
'Los Justos' estará en las Naves del Español de Matadero en octubre.

Palabras: muerte, justicia, revolución, bomba, ETA. Un cuadrilátero en el suelo y sogas que salen de su epicentro y anudan, liberan, tejen y enmarañan la historia de ocho personajes en la España de finales de los setenta, cubierta de sangre por el terrorismo nacido en el País Vasco en 1958. Extremos disfrazados de libertad. La compañía 611Teatro empuja el tiempo y lleva a escena Los Justos, de Albert Camus, ambientada en la revolución rusa de 1905, adaptada por los bilbaínos José A. Pérez (1979) y Javier Hernández-Simón (1977) —y dirigida por este último—. Las Naves del Español, de Matadero (Madrid), serán desde el 1 y hasta el 26 de octubre, el espíritu y recuerdo de la descarga de violencia durante los primeros pasos de la democracia española.

¿Por qué ETA? La respuesta se adivinaba en los ojos del director antes incluso de empezar a hablar durante la presentación de la obra: porque ambos, el dramaturgo y él, son de Bilbao; porque desde que nacieron y hasta hoy, ha estado en sus vidas. Todavía está presente. Sigue lanzando comunicados. Torturas y desaparecidos. "Así de terrible, 60 años de muertos y violencia. Yo necesitaba hablar de eso. ETA está en tu familia, amigos, centro de educación, en la calle, intentar explicarme a mí mismo por qué sucedía, necesidad de hablar de algo de lo que no se ha hablado nunca", narra vehemente.

Así de terrible, 60 años de muertos y violencia. Yo necesitaba hablar de eso

Sobre las tablas, pocas piezas concretas sobre este tema, que enmudece. “El cine, alguna serie, alguna otra obra. Pero nada concreto sobre la esencia del conflicto. Yo he tenido la suerte de caer en esta profesión y de poder explicar algo a los demás a la vez que me lo explicaba a mí mismo", sentencia Hernández-Simón.

El escenario, de atrezo casi inexistente, simbólico, se ilumina y oscurece mientras una célula de la banda terrorista ETA prepara un atentado contra un alto cargo del Gobierno. De repente, la moral se introduce en la narrativa y acaba frustrando el plan. La escisión ideológica del grupo a partir de ese momento permite observar las diferentes perspectivas de sus miembros. Su director asegura que ninguno de los dos bandos tiene por qué estar “totalmente de acuerdo” con la versión.

Durante la gira –ya han pasado por casi una decena de escenarios– han percibido que en ciertos lugares había reticencias por aceptar la obra: “Costaba apostar por esto. Incluso en varios sitios nos han dicho que no. El miedo a hablar aún se nota, pero la gente se acerca después de la haber visto la obra de forma pacífica y sensata”, explica el director.

El actor Álex Gadea durante la obra. ampliar foto
El actor Álex Gadea durante la obra.

Parte de la historia española reflejada en rostros conocidos de la pantalla y las tablas nacionales: Lola Baldrich, Álex Gadea, Ramón Ibarra, Rafael Ortiz, José Luis Patiño y Pablo Rivero Madriñán. Ellos serán quienes soporten el peso de transmitir esta reflexión sobre la ilegitimidad de la violencia en una sociedad en la que aún supura la herida.

"Los restos de un naufragio que no termina de llegar a puerto", define Juan Carlos de la Fuente, director del Teatro Español, quien asegura no haber dudado de la obra para formar parte de la programación: "Las preocupaciones de los españoles son el paro, la corrupción de la clase política y el terrorismo. Cuando me enteré de algo tan valiente no tuve dudas. Cualquier autor de cualquier tiempo hay que adaptarlo y traerlo a la problemática de hoy".

Una población atemorizada durante décadas por la violencia repentina y la sangre, a veces continua. Eran aún los ochenta. Después por la incertidumbre, en la década de los noventa. Y la incredulidad en 2011, cuando la banda terrorista anunció el cese de la actividad armada. Un momento que José Luis Patiño, Josu en la obra y la encarnación del radical Stepan de Camus, recuerda con emoción: “E incluso lágrimas. Me acuerdo de ese momento y cómo se lo intentaba explicar a mi hijo. Afortunadamente para él, nada de esto está en su horizonte más cercano”.

Para todos ellos sí lo estuvo. Y ahora miran hacia atrás con la perspectiva del pasado: "Hay una frase en la obra deja claro que no saben qué llegara después. ¿Poner una bomba en un supermercado?, se preguntan. Nosotros sí sabemos lo que ocurrió", expone el director. La libertad que reclamaban quienes nacieron con sueños de independencia para la región vasca, se plasma en esta adaptación, contraria a la violencia y puerta a la reflexión: ¿Cuándo es legítima la violencia? ¿Dónde están los límites? ¿Es justo asesinar por un ideal? La justicia. Ese concepto relativo, cambiante y dependiente de cada ser humano, se filtra a través de los diálogos y los movimientos de una obra enfática e intensa. De pulsión e ira. De rabia y estallido.

La compañía

611Teatro nació en Madrid hace siete años. Pablo Rivero, Javier Muñiz, Oscar Sánchez Zafra y Javier Hernández-Simón son los nombres detrás de la empresa que ya ha subido a escena ocho montajes.

El deseo atrapado por la cola (2011), de Pablo Picasso. Lectura dramatizada dirigida por Guillermo Heras y producida por 611teatro en colaboración con el Museo Reina Sofía. Estrenada en este museo, fue protagonizada por José Sacristán y Julieta Serrano.

Los que no pudieron huir (2010-2012), de Carlota O ́Neill. Dramatización dirigida por Javier Hernández-Simón y producida por 611teatro en colaboración con el Museo Reina Sofía, la Asociación de Directores de España y la UNED. Estrenada en el museo nacional, fue escenificada en otros teatros, como el Teatro Español de Madrid.

DIKTAT (2009-2011), de Enzo Cormann. Dirigida por Javier Hernández-Simón y producida por 611teatro, fue estrenada en el Teatro Fernán Gómez de Madrid. Por dicha escenificación, la compañía obtuvo el Premio “José Luis Alonso” a la Mejor Dirección Joven, otorgado por la Asociación de Directores de Escena de España (ADE).

Primera Noticia de la Catastrofe (2010-2011), de Juan Mayorga. Dramatización dirigida por Guillermo Heras y producida por 611teatro. Estrenada en La Casa América de Madrid.

Rianse del Hipopótamo (2009-2010), de Emiliano Pastor (Premio Marqués de Bradomín 2009). Dirigida por Javier Hernández-Simón y producida por 611teatro y el Instituto de la Juventud (INJUVE). Estrenada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

La Lengua en pedazos (2009), de Juan Mayorga. Dramatización dirigida por Guillermo Heras y producida por 611teatro. Estrenada en el Monasterio de Santo Tomas de Ávila.

La bandera de los tres colores (2009), de Ignacio Amestoy. Dirigida por Pablo Rivero y producida por 611teatro en colaboración con Teatro por la Identidad. Estrenada en el Teatro Alfil de Madrid.

Contracciones (2009), dirigida por Javier Hernández-Simón y producida por 611teatro en colaboración con Teatro por la Identidad. Estrenada en el Teatro Alfil de Madrid.

Más información